El arte de la guerra
Resumen del libro de Sun Tzu

El arte de la guerra
Título: El arte de la guerra
Autor: Sun Tzu
Género: Tratado
Subgénero: No-ficción
Año de publicación: siglo VI a. C.
valoración (0 votos)

El arte de la guerra es un libro sobre estrategias y tácticas militares escrito por el estratega militar chino Sun Tzu en el siglo VI a.C. En esta corta obra de trece capítulos, Sun Tzu nos habla de cómo aplicar diferentes tácticas militares al os combates para asegurar la victoria.

Su importancia ha sido tal que durante casi 1.500 años fue el texto principal de una antología formalizada como los siete clásicos militares del emperador Song Shenzong, si bien El arte de la guerra siempre ha sido el texto más influyente sobre los combates bélicos, influyendo el pensamiento militar tanto oriental como occidental.

Personajes de El arte de la guerra

El arte de la guerra no tiene personajes per se, ya que es un tratado sobre cómo enfocar un conflicto y elaborar estrategias y tácticas militares que nos ayuden a alcanzar la victoria y el éxito contra los enemigos.

Resumen de El arte de la guerra

Este libro es un tratado sobre estrategia militar dividido en trece capítulos. Así, más que contar una historia, El arte de la guerra explica en cada uno de sus capítulos un aspecto relacionado con la guerra, y cómo aplicarlo a estrategias y tácticas militares.

Capítulo 1

El primer capítulo es la evaluación. Aquí se nos habla de cómo la guerra es muy importante para el Estado, llegando a suponer la vida o la muerte del mismo, ya que se trata de un conflicto que puede determinar la conservación o pérdida de un imperio.

Para salir triunfantes, conviene conocer bien cada detalle para manejar la situación. Sum Tzu nos habla entonces de cinco factores fundamentales a tener en cuenta en un conflicto bélico:

  • El camino.
  • Las condiciones meteorológicas.
  • El terreno.
  • La autoridad o mando.
  • La disciplina.

  • Si queremos conseguir la victoria, debemos dominar cada uno de estos elementos. Además, también se incide en la importancia de evaluar al enemigo, para conocer sus fortalezas y debilidades y, así, saber cómo enfrentarlo.

    Capítulo 2

    Este capítulo, centrando en la iniciación de las acciones, advierte sobre la importancia de conocer las cantidades y el coste que va a suponer una campaña militar. Y es que los recursos son fundamentales durante un conflicto bélico.

    Si nuestro objetivo es la victoria, pero ésta tarda en llegar, la moral de los soldados decae y los recursos se agotan. Por eso, una campaña que se alarga demasiado tiempo puede llegar a ser inútil por mucho que esté diseñada para el triunfo.

    Un buen líder debe saber cómo debilitar al enemigo y desproveerlo de alimentos y recursos para suministrárselo a los miembros de su campaña, de modo que la victoria sea lo más rápida posible.

    Capítulo 3

    El tercer capítulo habla de las posiciones de la victoria y la derrota. Sun Tzu nos muestra la importancia de combatir los planes del enemigo y no permitir que los adversarios creen una alianza. Para Sun Tzu, la mejor estrategia de guerra es generar un impacto en un Estado y no arruinarlo.

    Por eso, no debemos atacar con cólera ni prisa. En su lugar, es esencial contar con una buena planificación y coordinación. La mejor estrategia de guerra es vencer sin luchar, sin asediar ciudades y sin invertir demasiado tiempo en ello.

    Así, la mejor estrategia para alcanzar el éxito es atender a cinco aspectos fundamentales:

  • El ataque.
  • La estrategia.
  • Las alianzas.
  • El ejército.
  • Las ciudades.
  • Capítulo 4

    Ahora pasamos a la medida en la disposición de los medios. Es importante contar con la habilidad de asegurar la invencibilidad y conocer los defectos del enemigo. De este modo, podremos derrotarlo en su momento más débil.

    Para conocer los defectos del adversario, hay que preparar a los comandantes de la campaña para que establezcan una buena base de defensa que no dé lugar a errores. En este sentido también es necesario detectar oportunidades para derrotar al enemigo.

    Capítulo 5

    Este capítulo habla de la firmeza; es decir, cómo un buen líder es capaz de vencer al enemigo si crea una percepción favorable para su ejército, fuerza del ímpetu. Así, el combatiente inteligente es capaz de conseguir la victoria sin recurrir a la fuerza.

    Para ello, se debe fingir un desorden para distraer al enemigo, algo para lo que es necesario planificar un orden; es decir, crear un desorden artificial. Del mismo modo que, si se quiere fingir cobardía, hay que conocer la valentía, o hay que conocer la fuerza para aparentar debilidad.

    Capítulo 6

    El sexto capítulo nos habla de lo lleno y lo vacío. Aquí se explica cómo un buen guerrero hace que el enemigo llegue el último al campo de batalla para que sus propios guerreros encuentren una posición descansada, mientras los adversarios estarán agotados.

    Sun Tzu cuenta que en la guerra hay que ser directo, silencioso y sutil, por lo que hay que intentar aparecer en los lugares críticos que permitan atacar al enemigo donde y cuando menos se lo espere. El ejército deberá aprovechar cualquier momento de debilidad del adversario como una oportunidad para atacar.

    El vencedor de una batalla será aquel que tenga una actitud favorable al cambio y pueda adaptarse al enemigo, ya que en un conflicto no existen circunstancias fijas ni permanentes.

    Capítulo 7

    El séptimo capítulo explora el enfrentamiento directo, o armado, y el enfrentamiento indirecto. Sun Tzu señala la importancia de evitar el conflicto armado, algo que no siempre es posible; por eso, si surge, es fundamental saber controlar la situación.

    En una batalla debemos conocer las condiciones del terreno para saber cómo maniobrar y poder luchar con éxito. Según Sun Tzu, el arte de la guerra también radica en ser capaz de movilizar enormes masas de hombres.

    También incide en que las mejores estrategias incluyen maniobras de distracción para distraer al enemigo. De este modo, el adversario no podrá conocer la situación real del ejército.

    Capítulo 8

    El octavo capítulo habla de los nueve cambios. Los generales de las campañas militares deben conocer las diferentes variables para aprovechar el terreno y saber cómo manejar a su ejército, pero, además, un buen líder es capaz de analizar de forma objetiva el beneficio y el daño.

    Cuando un líder considera el beneficio, sus opciones aumentan, mientras que, si examina el daño, sus problemas se resolverán. Todo esto sabiendo cómo adaptarse al cambio y a cualquier situación que pueda presentarse de forma imprevista porque, como ya hemos visto, en la guerra no hay constantes.

    Sun Tzu menciona cinco rasgos que son peligrosos en los generales de campaña:

  • Los que están dispuestos a morir, pues pueden perder la vida.
  • Los que quieren preservar la vida, pues pueden convertirse en prisioneros.
  • Los que se dejan llevar por apasionamientos irracionales, pues pueden ser ridiculizados.
  • Los que son muy puritanos, pues pueden ser deshonrados.
  • Los que son compasivos, pues pueden ser derrotados.
  • Capítulo 9

    En este capítulo se nos habla de la distribución de los medios. Toda maniobra militar es consecuencia de planes y estrategias elaboradas con anterioridad. A medida que el ejército se mueve a través de nuevos escenarios, hay que tener en cuenta las situaciones que se presentar e interpretar las intenciones de los enemigos.

    Además, cuando enemigo se acerque con palabras humildes, los líderes deben sospechar que puede tratarse de una trampa. Nunca hay que confiar en el adversario, incluso cuando propone una tregua; nunca hay que bajar la guardia.

    Capítulo 10

    El décimo capítulo trata sobre la tipología, en el que Sun Tzu menciona seis formas diferentes de conocer la derrota y que pueden suceder cuando un general no está lo suficientemente preparado:

  • No calibrar el número de fuerzas.
  • La ausencia de un sistema claro de recompensas y castigos.
  • Un entrenamiento insuficiente.
  • Una pasión irracional.
  • La ineficiencia de la ley del orden.
  • No seleccionar a los mejores soldados.
  • Capítulo 11

    Este capítulo trata sobre las nueve clases de terreno, por lo que se centra en la descripción de los diferentes tipos de terreno y situaciones que se pueden dar en una campaña, y cómo salir ventajoso de cada una de ellas.

    Los nueve terrenos que distingue Sun Tzu son:

  • De dispersión.
  • Ligero.
  • En clave.
  • De comunicación.
  • De intersección.
  • Difícil.
  • Desfavorable.
  • Cercado.
  • Moral.
  • Capítulo 12

    El penúltimo capítulo habla del arte de atacar por el fuego; es decir, que explora el uso de las armas y los cinco tipos de ataque que existen mediante el fuego, por lo que se enumera todo aquello que se puede quemar:

  • Personas.
  • Suministros.
  • Equipo.
  • Almacenes.
  • Armas.

  • Además, explica cómo debe utilizarse el fuego a nuestro favor porque, en la guerra, no sólo hay que saber atacar, sino también cómo evitar que nos ataquen. Por eso, también es importante actuar cuando se den las mejores condiciones, y nunca provocar un ataque o una guerra por ira, venganza o cólera.

    Capítulo 13

    El último capítulo de El arte de la guerra habla sobre la concordia y la discordia y resalta la importancia de espiar al enemigo para obtener información útil que nos lleve a la victoria.

    El espionaje es lo que hace brillante a un gobernante o sabio a un general, porque es una práctica esencial en las operaciones militares. Por ello, Sun Tzu distingue cinco tipos de espías:

  • El nativo.
  • El interno.
  • El doble agente.
  • El liquidable.
  • El flotante.

  • Para terminar, Sun Tzu afirma que si un general conoce cómo funciona cada lase de espionaje, la victoria estará asegurada.

    Opinión de El arte de la guerra

    Es innegable que El arte de la guerra, de Sun Tzu, es uno de los libros más influyentes de la historia, a pesar de su naturaleza y su objetivo, enfocado a los conflictos bélicos. Eso se debe a que está escrito de tal manera que se pueden extraer conocimientos útiles también para la vida ordinaria.

    La filosofía detrás de El arte de la guerra sienta sus bases en el engaño como el arma más poderosa para vencer un conflicto. Así, el arte de la guerra se basa en el engaño, en trazar estratagemas que confundan al enemigo y le dificulten prever la dirección de nuestras acciones.

    Esto se relaciona con la filosofía de Sun Tzu de vencer sin luchar, para no derrochar recursos y salvaguardar a nuestro ejército. La mejor estrategia es conseguir que los adversarios se rindan sin luchar, evitando la batalla gracias a la estrategia.

    Así, la reflexión más importante que nos deja El arte de la guerra es el de conocernos a nosotros mismos, ya que, cuando nos conocemos a nosotros y a los demás, evitamos el conflicto y, por ende, el peligro. Los buenos líderes conocen su situación para poder adaptarse a los cambios y saber cómo establecer la mejor organización para el éxito.


    Lector empedernido y amante de la fotografía. Me encanta la literatura de fantasía y ciencia ficción. Escribo resúmenes, opiniones y reseñas para ayudarte a decidir tu próximo libro.
    Pablo Navarro

    Si te ha gustado este resumen de "El arte de la guerra", compártelo con tus contactos.


    Enlaces de interés

  • "El arte de la guerra", Libro en Amazon

  • Comentarios



    Libros Relacionados

    La colmena
    La colmena
    Gente tóxica
    Gente tóxica
    El Alquimista
    El Alquimista
    El misterio de la cripta embrujada
    El misterio de la cripta embrujada
    La metamorfosis
    La metamorfosis
    La Niebla
    La Niebla


    Privacidad · Política de cookies · Contacto

    © 2020 Resumenlibro.com