1984
Resumen del libro de George Orwell

1984
Título: 1984
Autor: George Orwell
Género: Novela
Subgénero: Ficción utópica y distópica, Ciencia ficción social, Ficción política
Año de publicación: 1949
4.50valoración (1 voto)

1984 fue el último libro de George Orwell. Publicado en 1949, un año antes de su muerte, es considerada una de las obras más icónicas del siglo XX por su denuncia de las prácticas totalitarias llevadas a cabo por los dictadores de la época, y que en cierta manera sigue presente en nuestros días.

Ambientada en la Oceanía de un futuro cercano, la novela refleja una sociedad distópica controlada por la figura del Hermano Mayor, la policía del pensamiento y el control de las masas. La población es adoctrinada en el fanatismo y la veneración a un líder del que no pueden escapar.

No es difícil pensar que Orwell, en 1984, estuviera imaginando un futuro para la generación de su hijo, cuya fecha de nacimiento se corresponde con la de Winston Smith, el protagonista de la novela. Un mundo del que deseaba prevenirles.


MENÚ RÁPIDO

1.- Resumen de 1984
1.1. - Nueva lengua
1.2. - Los Ministerios
1.3. - La tienda del Señor Charrington
1.4. - La Hermandad y el Libro de Goldstein
2.- Personajes de 1984
2.1. - Personajes principales
2.2. - Personajes secundarios
3.- Análisis de 1984
3.1. - Contexto histórico y político
3.2. - Doblepiensa
3.3. - Socing
4.- Opinión del libro
5.- Vídeo Resumen

Resumen de 1984

En 1984 Londres es una ciudad lúgubre en la que la policía del pensamiento controla de forma asfixiante a los ciudadanos. Winston Smith es un peón de este engranaje perverso, cuyo trabajo en el Ministerio de la Verdad es reescribir la historia para adaptarla a lo que el Partido considera la versión oficial de los hechos.

En ese momento el mundo está dividido en tres superpotencias que luchan por dominar el mundo: Oceanía, Eurasia y Estasia. Oceanía, lugar en el que transcurren los hechos, está regida por el Partido, un grupo oligarca dividido en el Partido Interior, Partido Exterior y el resto de la población o proletariado.

El Partido vigila en todo momento a los ciudadanos, arrestando y haciendo desaparecer a quienes demuestran actos o pensamientos disconformes. De esta forma, son muy comunes los chivatazos entre la sociedad, incluso de hijos a padres, los cuales son educados para ello. A la cabeza del Partido se encuentra la figura del Hermano Mayor, cuya cara está en todas partes: carteles, sellos, monedas,... Todos los ciudadanos están obligados a amar y ofrecer su lealtad incondicional al líder.

Winston Smith, que tiene 39 años, vive sólo en uno de los edificios que el estado proporciona a los miembros del Partido Exterior, lejos de los barrios de los "proles". En su día estuvo casado, pero hacía mucho tiempo que se había separado de su mujer, por la cual no sentía ningún afecto. La consideraba una mujer fría víctima del sistema, ya que comulgaba con los ideales del Partido, cosa que chocaba con sus pensamientos de libertad y odio hacia el Hermano Mayor, y que por su bien debía tratar de ocultar en todo momento.

Las relaciones y el deseo sexual estaban prohibidos en Oceanía, incluso para parejas casadas. Sólo se permitía el acto sexual con fines reproductivos. Lo que pretendía el estado era alejar a la población de los sentimientos que pudieran provocarles daño, hasta el punto de querer abolir el orgasmo.

Ilustraciones del libro 1984 (George Orwell), por The Folio Society Ilustración de The Folio Society

Nueva Lengua

También se estaba sustituyendo el lenguaje por uno nuevo llamado "nueva lengua", que simplificaba el vocabulario para hacer desaparecer palabras que pudieran causar problemas al estado, además de otras modificaciones lingüísticas que estaban estudiadas para manipular y reprimir aún más a la población, y que estaría totalmente implantado para el año 2050.

Los miembros del Partido Exterior estaban controlados en todo momento por la Policía del Pensamiento. Tenían telepantallas bilaterales por todas partes, incluso en las casas, desde las cuales los observaban y podían comunicarse con ellos en caso de actitudes que el Partido consideraba impropias. También habían micros escondidos por todas partes.

Ministerios

Además del Ministerio de la Verdad, existían el Ministerio del Amor, el Ministerio de la Paz y el Ministerio de la Abundancia. Todos ellos representados en grandes edificios en los que trabajaban miles de personas.

El Ministerio de la Verdad se encargaba de la propaganda del gobierno, mediante noticias que modificaban constantemente para adaptarlas a su discurso. Era lo que llamaban "doblepiensa", pensar que dos ideas contradictorias eran verdad al mismo tiempo (ver análisis final). Este ministerio también se encargaba del arte, el entretenimiento y la educación.

El Ministerio del Amor era el encargado de la ley y el orden, reeducando a los ciudadanos mediante la tortura y el lavado de cerebro.

El Ministerio de la Paz se encargaba de la guerra, cuya estrategia era centrarse en los problemas externos, culpando a otros países, para así distraer a los ciudadanos de los problemas de su propio país y perpetuar un estado de guerra permanente.

El Ministerio de la Abundancia era el encargado de los asuntos económicos, produciendo y administrando los suministros a la población y creando hambrunas deliberadamente.

El trabajo de Winston en el Ministerio de la Verdad era monótono y a penas conocía a sus compañeros de trabajo, aunque siempre buscaba alguna mirada complice, algún gesto que le indicara que no estaba sólo en esta sociedad enferma, siempre desde la más extrema cautela. De hecho, corría el rumor de la existencia de una Hermandad secreta que luchaba contra el régimen dictatorial del Partido, y de un libro, al que llamaban "El Libro", que desvelaba las verdaderas intenciones del Partido, pero nadie sabía si realmente existía o eran sólo rumores.

Un día, en uno de los "Dos minutos de odio" que el Partido organizaba para deshumanizar a los disidentes, cuyo máximo exponente era Emmanuel Goldstein, un ex miembro del Partido al que consideraban un traidor prófugo que se encontraba vivo en algún lugar del mundo, Winston encontró esa mirada complice en O´Brien, un miembro del Partido que Smith consideraba de los suyos, aunque no estaba seguro. Lo pensaba porque había soñado que alguien le decía: "Nos veremos donde no hay oscuridad", y estaba convencido que era la voz de O´Brien.

Además de los "Dos minutos de odio" que se llevaban a cabo cada día, también se organizaba la "Semana del odio", así como ejecuciones públicas a los disidentes, que se auto inculpaban y arrepentían de sus actos antes de morir, ante los gritos de odio de la gente. Estas ejecuciones se celebraban generalmente una vez al mes, y era un acto al que acudían adultos y niños en un ambiente festivo, y por supuesto Winston también debía de ir para no levantar sospechas, así como al resto de actos que organizaba el Partido.

La tienda del Señor Charrington

En su tiempo libre Winston iba de vez en cuando a los barrios de los proles, donde podía comprar artículos en el mercado negro. No era muy seguro que los miembros del Partido frecuentaran estos lugares y debía andar con mucho cuidado, pero se hacía la vista gorda porque el Estado sabía que no era capaz de producir todo lo que la población demandaba, a pesar de que su propaganda dijera lo contrario. En teoría le proporcionaban todo lo que necesitaba: comida, ropa, cuchillas de afeitar,... pero lo cierto es que la mayoría de los productos escaseaban y a penas llegaban suministros a la población.

A la vuelta de una de sus visitas a la tienda del Sr. Charrington, una tienda de antigüedades que a Winston le gustaba frecuentar en el barrio de los proles, se encontró con un miembro del Partido, una chica joven a la que había visto gritar enfurecida en los "Dos minutos de odio". Ambos fingieron no haberse visto, pero Smith sabía que lo había reconocido, con el peligro que eso conlleva, sobre todo tratándose de una fanática seguidora del Partido.

Unos días más tarde se la encontró en uno de los pasillos del Ministerio y ésta se chocó intencionadamente con él y le dio una nota con algo escrito. Cuando Winston pudo leerla se asombró al ver que ponía: "Te quiero". Días más tarde, cuando pudo hablar con ella en el comedor del Ministerio, entre el bullicio de la gente, concertaron una cita en un lugar apartado de la ciudad, fuera del alcance de los micros, y al que ambos deberían acudir por separado para no levantar sospechas.

Es así como Winston y Julia inician una relación amorosa que deben mantener en secreto. Se veían de vez en cuando, en sitios seguros, hasta que deciden alquilar un habitación que el Sr. Charrington tenía encima de su tienda. Era su nido de amor, allí pasaban largas horas haciendo el amor y hablando sobre el régimen y la libertad, los recuerdos, la manipulación a la que estaban sometidos y cómo podían escapar de ella. Era algo que ambos ansiaban, hasta el punto de plantearse ir a hablar con O´Brien.

Ilustraciones del libro 1984 (George Orwell), por The Folio Society Ilustración de The Folio Society

La Hermandad y el Libro de Goldstein

Ilustración del libro 1984 (George Orwell), por The Folio Society O´Brien era miembro del Partido Interior, e ir a verle sólo con la leve sospecha de una mirada y un sueño era demasiado arriesgado, pero lo hicieron. Al fin y al cabo su objetivo no era seguir vivos, sino seguir siendo humanos. Cuando llegaron a casa de O´Brien éste les estaba esperando. Apagó la telepantalla, algo que les estaba permitido a los miembros del Partido Interior, y les contó que Goldstein existía y estaba vivo, aunque no sabía donde. La Hermandad también existía, pero no podía contarles mucho más, simplemente que recibirían una copia de "El Libro" unos días más tarde.

Y así fue, Winston recibió "El libro" y, después de terminar su trabajo en el Ministerio por la Semana del Odio, se fue a leerlo a la habitación del Sr. Charrington, con Julia. El libro contaba la historia de Oceanía sobre el capitalismo, el totalitarismo, las guerras y los principales objetivos del Partido. La mayor parte de esta información Winston ya la conoce, pero le resulta útil leerla en las detalladas palabras de Emmanuel Goldstein.

Cuando ya habían leído gran parte del libro, la Policía del Pensamiento irrumpe en la habitación. El señor Charrington era un policía infiltrado. Winston y Julia son arrestados, separados y llevados al Ministerio del Amor. Allí se les realiza un lavado de cerebro en el que pierden su individualidad, respeto y deseo sexual. Fueron torturados y reeducados por O´Brien durante meses.

Después de su reeducación, Winston es nuevamente liberado al mundo. Le otorgan un trabajo trivial pero muy bien pagado, y pasa su tiempo en el Café del Nogal, entre ginebra de la Victoria y partidas de ajedrez. Un día, ve a Julia por casualidad, pero ya no están enamorados, se traicionaron mutuamente y nada volverá a ser como antes. En uno de los boletines que emite el Partido en la telepantalla del Café del Nogal se anuncia una gran victoria de Oceanía en la guerra, y Winston se alegra por ello. La emoción le embarga, la lucha había terminado, había aprendido a ser leal al Partido y a amar al Gran Hermano.

Ilustraciones del libro 1984 (George Orwell), por The Folio Society Ilustración de The Folio Society

Personajes de 1984

Personajes principales:

  • Winston Smith: Es el protagonista a través del cual se narra la historia. Winston es escritor profesional en el Ministerio de la Verdad, tiene 39 años y sus ideales son contrarios al Partido, pero tiene que ocultarlo. Su lucha contra el régimen se convierte en amor al Hermano Mayor una vez es reeducado en el Ministerio del Amor.

  • Julia: Es una joven que trabaja en el Departamento de Novela del Ministerio. En un principio Winston la ve como una fanática del Partido, pero nada que ver, simplemente esconde sus pensamientos y ha aprendido a sobrevivir, al igual que le ocurre a Winston, con el que acaba teniendo una relación amorosa.

  • O´Brien: Miembro del Partido Interior. En un principio Winston cree que es de los suyos, pero O´Brien le tiende una trampa y acaba reeducándolo para amar al Hermano Mayor. Es un ser inteligente y perverso.

  • Sr. Charrington: Es el gerente de una tienda de antigüedades situada en uno de los barrios proles de la ciudad. Winston y Julia le alquilan una habitación, pero éste acaba traicionándolos, descubriéndose que este anciano de aspecto entrañable pertenecía a la Policía del Pensamiento.

  • Hermano Mayor: Es la cara visible del Partido. Su imagen está en todas partes en un tamaño desproporcionado, sus ojos te miran fijamente y parece que te sigan. Su enorme bigote recuerda a muchos la figura de Stalin. Todo el mundo está obligado a rendirle culto y a ofrecerle su lealtad incondicional.

  • Emmanuel Goldstein: Es un ex miembro del Partido muy poderoso que traicionó al Hermano Mayor. No se sabe si está vivo o muerto, pero su influencia está presente en la Hermandad, ya que se le considera autor de "El libro". El Partido lo declara enemigo del pueblo, dedicándole todos los días los "Dos minutos de odio".
  • Personajes secundarios:

  • Señor y Señora Parsons: Son los vecinos de Winston. Parsons también trabaja en el Ministerio de la Verdad y es un fiel seguidor del Hermano Mayor, un fanático del régimen. Participa en todos los actos del Partido, recauda fondos y educa a sus hijos para espiar y denunciar a los disidentes. Su mujer hace una breve aparición al principio del libro, en la que casi pilla a Winston escribiendo un diario, pero no se sabe mucho más. Para su sorpresa, Winston se encuentra a Parsons en el Ministerio del Amor, había sido denunciado por su propia hija y lo habían detenido por hablar en sueños, de lo cual se mostraba muy arrepentido.

  • Syme: Trabaja en el Departamento de archivos, redactando una de las últimas ediciones de Nueva Lengua. Le apasiona su trabajo y es muy inteligente. Winston lo considera su amigo, pero sabe que su inteligencia le traerá problemas, y así fue, un día desapareció sin más.

  • Katherine: Era la esposa del protagonista, una mujer alta, rubia y muy erguida, pero llevaban mucho tiempo separados. Winston no sentía ningún afecto por ella, la consideraba estúpida, vulgar y vacía, una persona fría y obediente que comulgaba con los ideales del Partido.

  • Análisis de 1984

    Contexto histórico y político

    En cierto sentido, 1984 ha sido una víctima del éxito de Rebelión en la granja, que casi todo el mundo ve como una evidente alegoría del triste destino de la Revolución Rusa. Desde el instante en el que el bigote del Hermano Mayor hace su aparición en el segundo párrafo del libro, la mayoría de los lectores lo asocian a Stalin, igual que al despreciado hereje del Partido, Emmanuel Goldstein, se le relaciona con la figura de Trotski.

    Sin embargo, aunque 1984 haya proporcionado ayuda y consuelo a generaciones de ideólogos anticomunistas de todo el mundo, y al contrario de lo que pueda parecer, la política de Orwell no sólo era de izquierdas, sino que estaba a la izquierda de la izquierda. En 1937, fue a España a luchar contra Franco y el fascismo, y allí aprendió muy pronto la diferencia entre el verdadero antifascismo y el de pega.

    Diez años más tarde escribiría: "Hasta la última línea que he escrito desde 1936 la he escrito, directa o indirectamente, contra el totalitarismo y por el socialismo democrático, tal y como yo lo concibo".

    Orwell se consideraba un miembro de la izquierda disidente, en contraposición a la izquierda oficial, representada por el Partido Laborista Británico, al que mucho antes de la Segunda Guerra Mundial ya había empezado a considerar como potencialmente fascista, por sus similitudes con el Partido Comunista de Stalin.

    Ambos, intuyó, eran movimientos que apoyaban la lucha de la clase trabajadora contra el capitalismo, pero en realidad su único interés era perpetuarse en el poder. Las masas servían sólo para utilizarlas, a través de su idealismo y su resentimiento de clase, y para traicionarlas una y otra vez.

    Las cartas y los artículos de la época en la que estaba trabajando en 1984 dejan ver de manera clara la falta de esperanzas de Orwell respecto al estado del socialismo en la posguerra.

    En marzo de 1948 escribía: "Por razones más bien complejas, casi toda la izquierda ha llegado a aceptar que el régimen ruso es socialista, aunque reconozca calladamente que, en espíritu y en la práctica, nada tiene que ver con lo que se entiende por socialismo en este país."

    Doblepiensa

    Tal vez, esta doble forma de pensar del socialismo de la época es lo que inspiró a Orwell a explicar en la novela la identificación y el análisis del "doblepiensa", o como una idea puede tener dos sentidos totalmente opuestos.

    El doblepiensa es una forma de disciplina mental, deseable y deliberadamente implantada por el Partido, cuyo objetivo es ser capaz de creer dos verdades contradictorias. Una forma de manipulación para establecer su propia verdad y en la práctica un mecanismo de supervivencia para quien está sometido a la represión.

    Así pues, en 1984 no hay más que fijarse en los nombres de los Ministerios, y cómo éstos promueven todo lo contrario de lo que predican: el Ministerio de la Paz promueve la guerra, el Ministerio de la Verdad miente, el Ministerio del Amor tortura y asesina, y el Ministerio de la Abundancia es de todo menos abundante.

    Otra evidencia más del doblepiensa es el lema del Socing: "La guerra es paz, la libertad es esclavitud, la ignorancia es la fuerza."

    Socing

    El Socing es el término que se utiliza en nuevalengua para denominar la ideología del Partido, es el acrónimo de "socialismo inglés".

    Para las masas se trataba de una ideología que luchaba por la clase trabajadora para reemplazar el capitalismo, pero lo cierto es que el principal y único fin del Socing era mantenerse en el poder, y no le interesaba la victoria, la riqueza o el progreso. No buscaba otra cosa que el poder y mantenerse eternamente en él.

    Opinión de 1984, de George Orwell

    1984 es una obra maestra de la literatura del siglo XX, una lectura obligatoria para entender las prácticas totalitarias de las dictaduras. Con una narrativa bien articulada y entendible para todos los públicos, es uno de esos libros que te hace pensar en cada frase que lees.

    Sin duda, George Orwell se basó en los regímenes totalitarios de la época, pero tuvo la premonición de proyectarlos hacia el futuro, tal vez en un intento de avisar a la generación de su hijo de los peligros que conllevan los sutiles mecanismos modernos del Estado para controlar a los ciudadanos.

    Tal ha sido la popularidad de esta obra que el término "orwelliano" es utilizado hoy en día para describir a las sociedades que reproducen actitudes totalitarias y represoras como las representadas en la novela. Un libro con un gran trasfondo político y social, que no pasa de moda a pesar del tiempo.

    Vídeo Resumen

    A continuación puedes ver el vídeo resumen de Draw my life, un resumen animado de la mítica historia con dibujos, muy ameno y entretenido. ¡Dale al play!



    Lector empedernido y amante de la fotografía. Me encanta la literatura de fantasía y ciencia ficción. Escribo resúmenes, opiniones y reseñas para ayudarte a decidir tu próximo libro.
    Pablo Navarro

    Si te ha gustado este resumen de "1984", compártelo con tus contactos.


    Enlaces de interés

  • "1984", Libro en Amazon

  • Comentarios

    David Sorsa
    Un libro de cabecera que hay que leer una vez en la vida (como mínimo). Muchas de las cosas que se describen en él, suceden hoy en día...y se pueden palpar y oler. No es tan exagerado, pero no andaba desencaminado George Orwell. Para aquel que le interese. Existe también una adaptación inglesa al cine dirigida por Michael Radford y estrenada en 1984...para aquellos que quieran profundizar y les cueste leer ;)


    Libros Relacionados

    El rostro de la sombra
    El rostro de la sombra
    Orgullo y prejuicio
    Orgullo y prejuicio
    El señor de las moscas
    El señor de las moscas
    El misterio de la cripta embrujada
    El misterio de la cripta embrujada
    Madame Bovary
    Madame Bovary
    La Celestina
    La Celestina


    Privacidad · Política de cookies · Contacto

    © 2020 Resumenlibro.com