El Lazarillo de Tormes
Resumen del libro

El Lazarillo de Tormes
Título: El Lazarillo de Tormes
Autor: Anónimo
Género: Novela
Subgénero: Novela picaresca
Año de publicación: 1554

Publicada en 1554, El Lazarillo de Tormes es la novela que inaugura el género de la novela picaresca en España. Su autoría es desconocida, por lo que se trata de una obra anónima que cuenta la vida de un pequeño pícaro que se ve obligado a engañar y servir para sobrevivir.

Esta novela, publicada como si de una larga epístola se tratase, refleja la hipocresía y falta de moralidad de una sociedad española que se creía digna y superior pero que, en realidad, estaba conformada por personas que sólo miraban por sí mismas sin ayudar al prójimo y cómo esta actitud hipócrita acababa afectando negativamente a todos los estratos de la sociedad en sí misma.


Personajes de El Lazarillo de Tormes

Personajes principales:

  • Lázaro de Tormes: también conocido como el Lazarillo de Tormes, Lázaro es el protagonista de esta novela, la cual escribe a modo de epístola para "Vuestra Merced". Es el protagonista e hilo conductor de las diferentes historias. Se trata de un muchacho de origen humilde, huérfano de padre y cuya madre lo entrega como siervo. Su objetivo en la vida es conseguir estabilidad y tranquilidad, algo complicado porque siempre se topa con amos egoístas que lo llevan a una vida de miseria. A lo largo de la historia contemplamos su crecimiento y madurez.

  • Personajes secundarios:

  • Tomé Gonzáles: padre de Lárazo, un molinero pobre que se dedicaba a robar para conseguir comida. Cuando lo descubren, es desterrado. Murió en la guerra cuando Lázaro era pequeño.

  • Antonia Pérez: madre de Lázaro, que tiene que trabajar duro cuando enviuda para poder mantener al pequeño. Más adelante se casa con Zaide. Con el tiempo, y debido a su situación económica, decide entregar a su hijo Lázaro como siervo.

  • Zaide: padrastro de Lázaro, un hombre de raza negra que le da un segundo hijo a Antonia. Es acusado de robo, detenido y azotado.

  • El ciego: primer amo de Lázaro, el cual influye mucho en el desarrollo de su personalidad. Es un hombre avaro y egoísta que maltrata y golpea a Lázaro, negándose a darle de comer. Lázaro decide engañarlo para robarle comida.

  • El clérigo: segundo amo de Lázaro, un hombre hipócrita y corrupto que se niega a compartir la comida que le sobra con el niño, lo que obliga a Lázaro a robarle pan.

  • El escudero: tercer amo de Lázaro, un hombre que vive pendiente de las apariencias. Por esto mismo, parece un hombre rico a pesar de ser pobre. Sin embargo, es tan clasista que se niega a trabajar o mendigar para conseguir dinero.

  • El fraile de la Merced: el cuarto amo de Lázaro, un hombre al que le gusta mucho andar y es religioso y mujeriego. Le regala unos zapatos a Lázaro, aunque éste lo abandona cansado de tanto caminar.

  • El buldero: quinto amo de Lázaro, el hombre más mentiroso y ruin al que sirve. Se trata de un hombre que se alía con el alguacil del pueblo para engañar a la gente y conseguir dinero.

  • El pintor: sexto amo de Lázaro, un hombre que se dedica a pintar panderos.

  • El capellán: séptimo amo de Lázaro, con el cual llega a estar cuatro años. Es el primero que le ofrece un trabajo con sueldo al muchacho, lo que le ayuda a conseguir cierta estabilidad.

  • El alguacil: octavo amo de Lázaro, que al servir a la justicia tiene un oficio peligroso.

  • El arcipreste de San Salvador: noveno y último amo de Lázaro. Es un hombre corrupto, pero ayuda al muchacho a conocer a su futura esposa.

  • La criada del arcipreste: una mujer que se casa con Lázaro, ayudándolo a conseguir la estabilidad con la que siempre había soñado.

  • Resumen de El Lazarillo de Tormes

    El Lazarillo de Tormes es una obra de picaresca española, escrita como una extensa epístola que el supuesto autos le envía a un corresponsal al que denomina “Vuestra Merced”. Esta epístola se divide en siete tratados que cuentan la historia de Lázaro. El joven fue apodado Lazarillo de Tormes por dos sucesos: el primero, nacer en el río Tormes, en Salamanca, siendo huérfano de padre, un molinero ladrón llamado Tomé González; el segundo, que su madre, Antonia Pérez, le pusiera a servicio de un ciego a modo de lazarillo. Antonia, además, tiene un hijo con un hombre de raza negra llamado Zaide, por lo que el Lazarillo tiene un hermanastro mulato.

    Tratado Primero

    En el primer tratado se nos presenta a Lázaro, un niño que nació huérfano de padre en el río Tormes. Su padre, un molinero que había sido ladrón, había sido descubierto y desterrado por sus robos. La madre de Lázaro, Antonia, se casó con un hombre de raza negra llamado Zaide y tuvo un segundo hijo mulato. Antonia decide poner a Lázaro al servicio de un mendigo ciego, comenzando así las aventuras del Lazarillo de Tormes: un pequeño niño que tiene que buscar comida y ser un pícaro para sobrevivir.

    El ciego al que servía Lázaro era un hombre muy avaro, por lo que le daba muy poca comida al niño. Era un mendigo como el Lazarillo y decía que podía adivinar si el bebé que portaban las embarazadas en su vientre era niño o niña sólo para ganar dinero. En ocasiones, también se hacía pasar por médico.

    Aprovechando que era ciego, el Lazarillo decidió engañar a su amo para beber y comer más de lo que le estaba permitido. Por ejemplo, hizo un agujero en la jarra de vino del ciego y lo tapó con cera. Utilizó el frío como excusa para guarecerse bajo las piernas del ciego y esperaba a que el tapón de cera se derritiera con el calor de la lumbre para beber del chorro que caía. También le engañó con una longaniza y un racimo de uvas. El ciego acabó descubriendo el pastel y castigó severamente al pequeño.

    Una noche de lluvia, Lázaro engañó al ciego diciéndole que había un río frente a ellos y que para cruzarlo tenía que saltar con todas sus fuerzas para llegar a la otra orilla. El ciego obedeció y, cuando saltó se dio contra un pilar y se quedó atontado. Lázaro decidió huir antes de que el ciego se recuperara y fue así cómo ambos se separaron.

    Cabe resaltar que este amo fue el que más le enseñó a Lázaro, ya que era un mendigo como él y le enseñó cómo hacer trampas para obtener comida y conseguir dinero. Aunque le enseñara a base de golpes, Lázaro guardó en su mente todo lo que aprendió con el ciego para aprender a buscarse la vida él solo más adelante.

    Tratado Segundo

    Lázaro comienza a mendigar para sobrevivir y es así como conoce a un clérigo que necesitaba un ayudante para misa, por lo que se queda con él. Al igual que el ciego, el clérigo era muy avaro y lo trataba mal, dándole buena comida sólo cuando iban de entierro.

    Un día, el Lazarillo encontró la llave de la vitrina donde el clérigo guardaba el pan, por lo que decidió comérselo a escondidas y culpar a los ratones que entraban por los agujeros. El clérigo decidió entonces poner trampas para ratones dentro de la vitrina, pero observó que el pan seguía menguando y empezó a sospechar de una culebra que había visto rondando por allí.

    Lázaro, que temía ser descubierto, decidió que se metería la llave en la boca para esconderla, hasta que un día se le atravesó y empezó a silbar como una culebra. El clérigo, pensando que era la culebra que le robaba el pan, cogió un garrote y golpeó allí donde escuchaba el silbido, descubriendo que le había golpeado al Lazarillo en la cabeza y que éste tenía la llave. Esperó a que se recuperase y, entonces, decidieron separar sus caminos.

    Tratado Tercero

    El Lazarillo llega a Toledo, donde se encuentra con un escudero que le ofrece ser su criado. Lázaro acepta pensando que el escudero tendrá grandes riquezas, le tratará bien y le dará mucha comida, pero cuando llega a su casa se encuentra con un lugar triste y oscuro se percata de que el escudero es un pobre diablo que utiliza su aspecto para disimular su auténtico estatus.

    De nuevo, el escudero mata de hambre a Lázaro, dándole muy poca comida, por lo que el niño tiene que ingeniárselas para comer más de lo que se le permite. El escudero, además, se negaba a trabajar y a mendigar por prejuicios clasistas, obligando a Lázaro a pedir limosna para ambos porque él sí se lo podía permitir. El niño, harto de la situación, decide abandonar al escudero al poco tiempo.

    Tratado Cuarto

    En este tratado Lázaro sólo habla de cómo sirvió a un fraile de la Merced, aficionado a andar mucho. Esta rutina pudo con el Lazarillo, que decidió abandonar al fraile al cabo de poco tiempo. Destacable, eso sí, es que el fraile le regaló zapatos a Lázaro.

    Tratado Quinto

    Lázaro se encuentra a su quinto amo: un buldero, es decir, un funcionario que servía a la iglesia católica y que otorgaba bulas a cambio de dinero. Este hombre resultó ser el amo más mentiroso y ruin de todos, ya que era un estafador que estaba aliado con el alguacil del pueblo para conseguir que la gente le comprara bulas.

    Como nadie compraba las bulas, el buldero decidió inventarse que el alguacil se había metido en una pelea ficticia, en la que el alguacil “moriría” pero luego “resucitaría” milagrosamente, todo porque Dios le protegía por haberle comprado una bula. El Lazarillo, viendo todo lo que era capaz de hacer su amo por un poco de dinero, decidió marcharse porque, además, le prestaba poca atención.

    Tratado Sexto

    En este tratado, el Lazarillo relata sus vivencias con su sexto amo, un hombre que pintaba panderos, pero lo dejó porque decía que sufría mucho con su trabajo.

    Más tarde conoció a su séptimo amo, un capellán oportunista que se valía de otras personas para recibir beneficios. Esto le ayudaba a conseguir cantidades notables de dinero. Por eso, el capellán se permite ofrecerle a Lázaro su primer trabajo con sueldo.

    El Lazarillo estuvo cuatro años con el capellán, hasta poder recibir la cantidad de dinero suficiente como para comprarse ropa decente (aunque usada) y una espada. Cuando el Lázaro realizó estas compras, le dijo al capellán que no quería seguir trabajando para él y se marchó, dejando también su oficio.

    Tratado Séptimo

    En el último tratado, Lázaro cuenta cómo consiguió sirvió a su octavo amo, el alguacil, aunque lo abandona cuando se da cuenta de lo peligrosa que era la profesión. Lázaro consiguió el oficio de pregonero de Toledo, cargo con el cual esperaba poder ganar el suficiente dinero como para descansar y disfrutar de su vejez.

    Su noveno y último amo fue el arcipreste de San Salvador, quien además le propone que se case con una criada suya, algo que Lázaro acepta con gusto. Sin embargo, los rumores indican que esta criada tiene relaciones con el arcipreste, aunque este asunto se aclara rápidamente.

    Al final de la novela, Lázaro se casa con la criada y, por fin, disfruta de una vida feliz con una mujer a la que ama, un descanso merecido, una vida tranquila y, sobre todo, comida que nunca le faltará en la mesa.

    Opinión de El Lazarillo de Tormes

    El Lazarillo de Tormes es una obra anónima cuya autoría se ha atribuido a diferentes escritores a lo largo de la historia. Lo más destacados son el fraile jerónimo Juan de Ortega, ya que encontraron un borrador de la obra en su celda; Alfonso de Valdés, defendido por diversos filólogos; y Diego Hurtado de Mendoza, ya que se descubrieron unos papeles a su nombre en los que se leía la frase "un legajo de correcciones hechas para la impresión de Lazarillo y Propaladia".

    Fuera de quien fuere, esta obra inauguró la picaresca española, un subgénero que al principio fue rechazado por la crítica conservadora, ya que su temática principal es la moral y señala la hipocresía de los seres humanos, sobre todo aquellos más pudientes y con un falso sentido del honor. De eso trata concretamente esta obra: de cómo Lázaro sirve a un buen número de amos que simbolizan diferentes aspectos de la sociedad española y que se asemejan los unos a los otros por su egoísmo y su avaricia.

    El Lazarillo de Tormes refleja la hipocresía moral y social de los personajes a los que sirve el protagonista, señalando lo injusta y cruel que es la vida y cómo cada cual tiene que mirar por sí mismo para sobrevivir. Por eso, a través de los ojos de Lázaro vemos una sociedad deshumanizada y donde la dignidad y el honor brillan por su ausencia. Por ello, la Inquisición llegó a incluirlo en su lista de libros prohibidos.

    Gracias a la influencia de esta novela, el pequeño Lazarillo se convirtió en un personaje clave de la literatura española y, a día de hoy, sus andanzas son conocidas por millones de lectores que han comprobado cómo esta obra anónima fue capaz de marcar un antes y un después en la historia de la literatura española y universal.


    Lector empedernido y amante de la fotografía. Me encanta la literatura de fantasía y ciencia ficción. Escribo resúmenes, opiniones y reseñas para ayudarte a decidir tu próximo libro.
    Pablo Navarro

    Comparte este resumen de "El Lazarillo de Tormes":


    Enlaces de interés

  • "El Lazarillo de Tormes", Libro en Amazon

  • Comentarios



    Libros Relacionados

    El Monte de las Ánimas
    El Monte de las Ánimas
    Tus zonas erróneas
    Tus zonas erróneas
    Gente tóxica
    Gente tóxica
    La sombra del viento
    La sombra del viento
    La familia de Pascual Duarte
    La familia de Pascual Duarte
    El misterio de la cripta embrujada
    El misterio de la cripta embrujada


    Privacidad · Política de cookies · Contacto

    © 2020 Resumenlibro.com