Las lágrimas de Shiva
Resumen del libro de César Mallorquí


Las lágrimas de Shiva
Título: Las lágrimas de Shiva
Autor: César Mallorquí
Género: Novela
Subgénero: Misterio
Año de publicación: 2002

Las lágrimas de Shiva es un libro publicado en 2002 por el escritor catalán César Mallorquí. Se trata de la historia de un joven que vio un espectro durante un verano en Santander. Pero, ¿quién en este espectro, y cuál es su verdadera historia?


MENÚ RÁPIDO

1.- Personajes de Las lágrimas de Shiva
1.1. - Personajes principales
1.2. - Personajes secundarios
2.- Resumen de Las lágrimas de Shiva
3.- Opinión del libro

Personajes de Las lágrimas de Shiva

Personajes principales

  • Javier: un muchacho de catorce años que, tras la muerte de su padre, pasa el verano de 1969 en Santander con su tía Adela, su tío Luis y sus primas Rosa, Margarita, Azucena y Violeta. Le gusta mucho leer ciencia ficción.

  • Violeta: prima de Javier, lo acompaña durante toda su aventura para descubrir la verdad sobre Beatriz Obregón. Es un poco seria y engreída, pero también curiosa. Le encanta leer y escribir.
  • Personajes secundarios

  • Rosa: prima de Javier, está enamorada de Gabriel Mendoza a pesar de que sus familias están enfrentadas. Es la mayor de las primas, una muchacha madura. Margarita: prima de Javier, una joven rebelde, feminista, lleno de vida y pasional, dispuesta a luchar por lo que es justo.

  • Azucena: prima de Javier, la más pequeña. Es reservada y tímida, y sólo habla cuando realmente lo cree necesario, por lo que sus aportaciones, aunque pocas, son muy trascendentes.

  • Beatriz Obregón: un espectro familiar con un pasado aún por descubrir. Se la consideraba la oveja negra de su familia y es la causante del enfrentamiento entre ésta y la familia Mendoza. Estaba enamorada de Simón Cienfuegos, con quien se fugó antes de su boda, dejando plantado a su prometido.

  • Adela y Luis: tíos de Javier. Adela es una mujer cariñosa y buena, y Luis es un inventor amable, pero estricto y duro.

  • Resumen de Las lágrimas de Shiva

    El año es 1969. Cuando su padre enferma de tuberculosis, Javier, un muchacho de 14 años, se ve obligado a pasar el verano en Santander con su tía Adela, su tío Luis y sus cuatro primas: Rosa, Margarita, Azucena y Violeta. Luis inventaba artefactos y antaño hizo muy rica a su familia con las lágrimas de Shiva, un objeto muy extraño, actualmente extraviado.


    La tía Adela recibe a Javier con mucho entusiasmo y le presenta a Margarita y Azucena. Margarita le enseña la casa y Javier ve un cuadro en el que aparece Beatriz Obregón, familiar de sus tíos, sujetando las lágrimas de Shiva. Javier le pregunta a Margarita por el cuadro, pero su prima no quiere hablar de ello.

    Javier conoce a su prima Violeta y hablan de libros. A Javier le gustaba leer ciencia ficción, y esta pasión por la lectura es la que hace que establezca un vínculo más fuerte con su prima Violeta, a la que también le encantaba leer.

    Javier se siente un poco solo en la casa, donde además nota un aire fantasmal. Siente que hay una presencia extraña en la casa y que, en ocasiones, en el aire hay un olor a nardos. Le parece ver a Violeta hablando con un fantasma. Al día siguiente, hablan sobre el tema y Violeta le dice de ir al cementerio para que le cuente la historia de Beatriz Obregón y las lágrimas de Shiva.

    Beatriz murió con 22 años y era considerada la oveja negra de su familia. Por ello, no estaba enterrada con el resto de sus familiares. Ella se iba a casar con Sebastián Mendoza, hijo de una familia rica. Él le regaló a Beatriz las lágrimas de Shiva, un collar elaborado con cinco esmeraldas. La boda se iba a celebrar en 1901, pero Beatriz no se presentó. En la familia se comentaba que huyó y vendió el collar para empezar una nueva vida, lo que avergonzó a su familia y los enfrentó con los Mendoza.


    Javier y Violeta se pasan los días intercambiando libros y charlando. Un día, ve que alguien había escrito algo en su libro Frankenstein o el moderno Prometeo y pregunta a Violeta, pero ella jura que no ha sido cosa suya. En el texto se habla de Savanna y de Las Herrerías, pero ninguno de los dos sabe qué significa.

    Violeta le dice a Javier que alguien había cambiado las flores secas de la tumba de Beatriz por flores frescas, y no había sido nadie de la familia. Descubren que Savanna era una goleta cuyo capitán era Simón Cienfuegos. Los muchachos creen que Simón mató a Beatriz y la arrojó al mar. De vuelta a casa, mientras se duchan, alguien invisible escribe "Amalia" en el espejo.

    Javier y Violeta fueron al desván a buscar pistas. Un día, bajando del desván, vieron una discusión entre Luis y Germán Mendoza, ya que Rosa estaba saliendo con el hijo de éste, Gabriel, y las familias seguían peleadas. Las hermanas de Rosa la apoyaron, diciéndole a su padre que no la impidiese hacer su vida por culpa de una batalla familiar antigua, pero Luis explicó que los Mendoza acusaron al abuelo de las niñas de colaborar con los rojos y pasó dos años en prisión por ello.

    Un día, Javier y Gabriel se encuentran en la biblioteca y charlan sobre Beatriz. Javier pregunta quién era Amelia y Gabriel le cuenta que era la criada de Beatriz, y Javier corre a casa para contárselo a Violeta. Ambos deciden visitar a la tal Amelia, pero ella se niega a hablar, lo que los hace sospechar de que oculta algo. De vuelta a casa, vuelven a buscar pistas en el desván y encuentran una carta de Simón Cienfuegos.

    En la carta, Simón explica el rumbo Santander - Estados Unidos - Santander que hizo por Beatriz. Ésta también le escribió cartas a Simón, y los primos descubren que, en realidad, Beatriz y Simón estaban enamorados y se fugaron antes de la boda. Van a preguntarle a Simón y éste les cuenta que se fue con Beatriz a Jamaica y allí murió a causa de unas fiebres.

    Esa noche, el fantasma de Beatriz visita a Javier y lo lleva al desván. Al día siguiente, Javier va a casa de Amalia y ella le entrega el collar y le cuenta que se lo quedó para vengarse de Teodoro Obregón, el padre de Beatriz. Javier se marcha a casa de sus tíos con las lágrimas de Shiva en su mano. En la casa, los tíos de Javier lo reciben entusiasmados y le agradecen haber recuperado el collar. Gabriel va a visitar a la familia para pedir perdón y, de paso, la mano de Rosa, y Luis acepta.

    Quedan tres semanas para que Javier vuelva con su madre y Violeta parece afligida por su ida. Azucena le dice al muchacho que su hermana está enamorada de él. Javier va a ver a Violeta y se besan. Cuando le toca marcharse, toda la familia se despide de él y Violeta lo hace con otro gran beso. Justo antes de irse, un olor a nardos colorea el aire.


    Opinión de Las lágrimas de Shiva

    Las lágrimas de Shiva es un libro fluido, con una prosa fresca y fácil de leer. Es ingenioso e irónico, y tiene un toque de amor juvenil veraniego que lo convierte en una lectura muy reconfortante, perfecta para las tardes de verano. Al ser corto y con un misterio in crescendo, se lee rápido.

    Puede chocar la relación entre los personajes, ya que son primos. A pesar de que no se ven a menudo ni se conocen realmente, no deja de ser un poco problemático que dos miembros de la misma familia se enamoren, aunque puede simbolizar el clásico amor juvenil que queda en el pasado como una anécdota.


    Lector empedernido y amante de la fotografía. Me encanta la literatura de fantasía y ciencia ficción. Escribo resúmenes, opiniones y reseñas para ayudarte a decidir tu próximo libro.
    Pablo Navarro

    Comparte este resumen de "Las lágrimas de Shiva":


    Enlaces de interés

  • "Las lágrimas de Shiva", Libro en Amazon

  • Comentarios



    Libros Relacionados

    Historia de una escalera
    Historia de una escalera
    Rebelión en la granja
    Rebelión en la granja
    La sombra del viento
    La sombra del viento
    En los zapatos de Valeria
    En los zapatos de Valeria
    Entre visillos
    Entre visillos
    El principito
    El principito





    Privacidad · Política de cookies · Contacto

    © 2021 Resumenlibro.com