El rostro de la sombra
Resumen del libro de Alfredo Gómez Cerdá

El rostro de la sombra
Título: El rostro de la sombra
Autor: Alfredo Gómez Cerdá
Género: Novela
Año: 2011
valoración (0 votos)

Podría decirse que El rostro de la sombra es uno de esos libros que se leen en una tarde. Sus menos de 200 páginas y la intriga de su trama hacen que uno lo coja y no pueda soltarlo hasta llegar a su ambiguo final. Y es que Alfredo Gómez Cerdá ha conseguido escribir una historia juvenil en la que parece que todo se resolverá en la siguiente página, cuando la realidad es que se enreda más y más.

Lo que empieza siendo una travesura inocente para conseguir visitas en Internet se convierte en un drama sobre el amor, la amistad, la justicia y la pérdida. Alfredo Gómez Cerdá nos lleva de la mano de forma experta a través de una amalgama de sentimientos contradictorios, consecuencias indeseadas y una continua lucha contra la ética y la moral, donde las preguntas más evidentes son también las más difíciles de responder.

Personajes de El rostro de la sombra

Personajes principales

  • Adrián: es el líder del grupo de amigos que tiene con Borja y Claudio. Tiene la idea de tirar piedras a la carretera y grabarlo con su móvil. Cuando provoca un accidente que afecta a la madre de su novia, Nuria, decide callar para no perder a Nuria ni arruinar su futuro, pero es incapaz de aceptar su culpabilidad. Durante la historia es sometido a una gran presión, ya que Nuria quiere encontrar a los culpables del accidente a la vez que la hermana de Adrián, Reyes, le interroga porque sospecha de él.

  • Nuria: es la novia de Adrián. Sus padres iban en el coche accidentado por el macabro juego del grupo de amigos, pero ella no sabe que Adrián es el responsable. Su madre se encuentra en estado crítico y Nuria está decidida a encontrar a los responsables, por lo que Adrián hace todo lo posible para no ser descubierto y, así, no perder a su novia. Sin embargo, Nuria, que no sabe que Adrián es el culpable, le pide ayuda para encontrar a los responsables.

  • Reyes: es la hermana pequeña de Adrián. A sus trece años utiliza palabrotas muy a menudo y es muy metomentodo, lo que molesta a su hermano. Sin embargo, a pesar de su edad, es muy inteligente y perspicaz, y sabe defender sus ideas con argumentos lógicos. Sospecha de su hermano y es capaz de someterle a interrogatorios insufribles que le hacen perder los nervios. Cuando se descubre que Adrián es el culpable del accidente, se enfrenta a su padre él siempre hablaba de justicia, pero, en este caso, quiere proteger a su hijo. Esto, a su corta edad, le causa un dilema: ¿qué es más importante, la justicia o la familia?
  • Personajes secundarios

  • Borja: se dice de él que es el “perro faldero de Adrían”. Es el que arroja la piedra que provoca el accidente. Siempre se muestra leal a Adrián hasta que éste le propone culpar a Claudio para que tanto él como Borja salgan airosos de la situación. En ese momento, se cuestiona el liderazgo y la integridad de su amigo.

  • Claudio: forma parte del grupo de amigos, aunque Adrián le llama “tocapelotas”, porque es indeciso y cuestiona todas las decisiones de Adrián. Es el primero que tiene el impulso de entregarse y contar la verdad sobre el accidente, pero se deja convencer por Adrián, que se niega a confesar, y por Borja, que de primeras apoya al líder.

  • Víctor: es el padre de Nuria. Su mujer resulta gravemente herida en el accidente, mientras que él sólo tiene unos rasguños. Se siente destrozado y desesperado por el estado de su esposa.

  • Julio: el padre de Adrián y Reyes. Es abogado y un defensor de la justicia pero, cuando descubre que Adrián es el responsable directo del accidente, debe decidir entre la justicia o los sentimientos hacia su hijo. Al final, decide proteger a su hijo, ocultado la verdad y creando una coartada falsa para culpar a sus amigos.

  • Elvira: la madre de Adrián y Reyes. Cuando descubre la verdad sobre el accidente, no se cuestiona nada. Simplemente, se derrumba y se pasa los días llorando desesperada, abrazada a su hija, que no soporta ver cómo su familia se desmorona.

  • Consuelo Novelda: apodada “la Chelo”, es la directora del instituto donde estudian Adrián, Borja, Claudio y Reyes.
  • Resumen de El rostro de la sombra

    La introducción: el accidente

    Adrián, Borja y Claudio son tres estudiantes madrileños de primero de bachillerato que se han pasado el sábado de botellón, por lo que ahora pasean por las calles con una borrachera terrible encima. En la noche, deciden consumar un plan que habían trazado mientras el alcohol fluía por sus venas: lanzar piedras a la autovía desde un puente y grabarlo para colgarlo en Internet, ya que una hazaña así no sirve de nada si nadie la ve.

    Los tres amigos, liderados por Adrián, si dirigen en la oscuridad a la M-30, una de las carreteras más transitadas de la ciudad. Allí, Claudio y Borja cogen piedras y suben a un puente mientras Adrián, desde abajo, comienza a grabar. Cuando llega un coche, Claudio lanza una piedra y el conductor la esquiva de un volantazo. Borja lanza otra piedra a un segundo coche, que la esquiva hacia el lado equivocado y se acaba estrellando.

    Después del accidente, los tres amigos huyen del lugar y se adentran en la oscuridad de la Casa de Campo. Siguen su camino hasta que llegan a su instituto, se cuelan y suben el vídeo a Internet de forma anónima desde un ordenador de la sala de informática. Pasados unos minutos, empiezan a hacer circular el vídeo entre sus amigos vía SMS, fingiendo que lo acaban de encontrar navegando por la red.

    De camino a casa, cuando el grupo se separa, Adrián llama a su novia, Nuria, a pesar de ser las seis y media de la mañana porque presupone que está estudiando. Tras varios intentos fallidos, Nuria por fin le coge el teléfono y, entre sollozos, le explica que está en el hospital porque sus padres han tenido un accidente de coche. Adrián se asea, se cambia y coge su moto para ir al hospital, donde encuentra a Nuria desolada por su madre, que está en estado crítico. Su padre, Víctor, por suerte, sólo tiene unos cuantos rasguños.

    El nudo: la presión

    Víctor le cuenta a Adrián que iban conduciendo por la M-30 cuando unos desalmados tiraron piedras desde un puente, provocando el accidente, y le jura que los encontrará y les hará sufrir lo peor. Nuria se muestra de acuerdo en encontrar a los culpables y hacerlos pagar por el accidente. Adrián, por su parte, intenta mostrarse tranquilo a sabiendas de que el accidente ha sido causado por él y sus amigos, y decide ocultarle la verdad a su novia para no perderla.

    Ese mismo día, domingo, los medios de comunicación dan la noticia del accidente incluyendo el vídeo filtrado en Internet, e informan de que se sabe que dicho vídeo ha sido colgado desde el instituto donde estudia Adrián. Nuria, al saber esto, le pide a su novio que, por favor, investigue y la ayude a descubrir a los culpables. Adrián accede, a pesar de que los culpables sean él y sus amigos.

    Mientras todo esto ocurre, Reyes, la hermana pequeña de Adrián, le hace comentarios extraños que dan a entender que sabe que su hermano y sus amigos son los causantes del accidente, y Adrián reacciona acusándola a ella a pesar de que eso no tenga sentido. Al mismo tiempo, le dice a Nuria que sospecha de algunos estudiantes, sin dar nombres: unas alumnas de primero de la ESO, lo que incluye a su hermana Reyes, y unos alumnos de su curso, lo que incluye a su amigo Claudio.

    La situación se vuelve cada vez más insostenible. Borja, que siempre ha sido fiel a Adrián, comienza a cuestionarle cuando descubre que quiere culpar de todo a Claudio para que ambos salgan airosos. El estado de la madre de Nuria empeora por momentos, y tanto ella como su padre están cada vez más desesperados por encontrar a los culpables. Y en casa de Adrián la situación con su hermana es irritante, ya que no deja de acusarle.

    El miércoles todo estalla cuando Reyes les dice a sus padres que Adrián y sus amigos son los culpables del accidente. Adrián, que no soporta más la presión, lo reconoce. Mientras que su madre se derrumba, su padre, que es abogado, se debate entre un dilema moral: ayudar a su hijo o hacer justicia. Al final, decide apelar a sus sentimientos y crear una coartada que permita culpar a Borja y a Claudio y exculpar a su hijo, decepcionando a su hija Reyes. En plena conversación, Nuria llama a Adrián. Desconsolada, le cuenta que su madre ha muerto, incapaz de soportar las secuelas del accidente.

    El desenlace: la doble moral

    Al día siguiente, Adrián acude con su familia al tanatorio, donde también estarán Borja y Claudio. Allí, el padre de Adrián le cuenta su plan: dirían que él y su esposa salieron, dejando que tanto Adrián como Reyes saliesen juntos con su permiso. Adrián habría dejado a su hermana con unas amigas y se habría ido con Borja y Claudio, pero, como no paraban de beber, al rato se marcharía a recoger a su hermana y a las tres de la madrugada, antes de la hora del accidente, habrían regresado juntos a casa, donde les esperaban sus padres. Así, la culpa del homicidio involuntario recaería sobre Borja y Claudio. Adrián se sorprende de que su padre esté dispuesto a culpar a sus amigos para salvarle a él, sobre todo porque él también había barajado esa posibilidad.

    Mientras todo el mundo se encontraba en el entierro de la madre de Nuria, Reyes estaba sola en casa, debatiéndose. Estaba en completo desacuerdo con su padre, ya que él siempre había abogado por la justicia, pero no quería comprometer a su hermano a pesar de que pareciera que se llevaban mal. En realidad, lo adoraba. Sola y aterrada, se imaginaba una vida plagada de silencios tensos y miradas cómplices, escondiendo una verdad que siempre les atormentaría. Encuentra el número de teléfono de Nuria, y no sabe si mantenerse fiel a sus principios o apartarlos por su familia.

    Las horas pasan y Reyes cada vez está más y más confusa. Quiere a su hermano, pero no sabe si puede, si debe, permitir que su crimen quede impune, y menos después de que una persona hubiese muerto por sus actos. Eso significaría que incluso la justicia tiene favoritos, que existen clases y privilegios. No sabe si se arrepentirá más de llamar a Nuria o de no llamarla, ni de si debe obedecer a su padre, prestigioso abogado; a su cerebro, lógico pero vacilante; a sus sentimientos, que apoyan a su hermano; o a su raciocinio, siendo tan solo una niña de trece años.

    Reyes decide contar hasta diez antes de tomar una decisión. Cuando termina, el reloj de su móvil marca las doce en punto, la misma hora a la que había comenzado a sonar el móvil de Nuria, terminando la historia en una nota ambigua.

    Opinión de El rostro de la sombra

    Con un estilo sencillo y fresco, El rostro de la sombra consigue, en menos de 200 páginas, incomodar al lector con temáticas tan importantes para la reflexión como lo son los peligros de un mal uso de Internet, las consecuencias de lo que parece un juego de niños, la embriaguez, la culpa, la responsabilidad y la ética.

    Disfrazada como una novela de suspense, la realidad es que esta historia habla de sentimientos, principalmente el miedo: a la responsabilidad, a las consecuencias, a la pérdida. Durante toda la trama vemos cómo sus personajes deben enfrentarse a algo que no tiene remedio y, también, cómo el amor, la justicia y la amistad pueden ser una fortaleza para unos y un obstáculo para otros.

    El rostro de la sombra nos muestra lo rápido que deben adaptarse las personas a situaciones inesperadas y repentinas, y cómo nuestros actos pueden tener consecuencias terribles si no nos paramos a pensar durante unos segundos antes de ejecutarlos. Cinco días en los que un grupo de personas es testigo de cómo sus vidas han cambiado radicalmente en cuestión de segundos.

    Referencias y Fuentes

  • "El rostro de la sombra", Libro en Amazon

  • Comentarios




    Si te ha gustado este resumen de "El rostro de la sombra", compártelo con tus contactos.


    LIBROS RELACIONADOS

    El misterio de la cripta embrujada
    El misterio de la cripta embrujada
    La sombra del viento
    La sombra del viento
    El guardián entre el centeno
    El guardián entre el centeno


    Privacidad · Política de cookies · Contacto

    © 2020 Resumenlibro.com