Las aventuras de Tom Sawyer
Resumen del libro de Mark Twain

Las aventuras de Tom Sawyer
Título: Las aventuras de Tom Sawyer
Autor: Mark Twain
Género: Novela
Subgénero: Novela de aprendizaje, Aventuras, Literatura infantil y juvenil, Folclore, Sátira, Novela picaresca
Año de publicación: 1876

Publicada entre 1876 y 1878, Las aventuras de Tom Sawyer es una obra fundamental de la literatura y mitología estadounidenses. El propio autor, Mark Twain, lo definió como "un himno escrito en prosa", un canto emotivo y vitalista al eterno e invencible verano que es la infancia.

A pesar de los claroscuros que vemos a lo largo de la obra, Las aventuras de Tom Sawyer no deja de ser un libro inocente, un canto optimista a la feliz época en la que somos niños y nuestra mayor preocupación es ser los piratas del barco más temido de los mares, aunque el barco sea una tabla y los océanos, un par de charcos.


Personajes de Las aventuras de Tom Sawyer

Personajes principales:

  • Tom Sawyer: un muchacho travieso y aventurero, con mucha imaginación, que se mete en muchos problemas. De carácter fuerte y astuto, es un líder nato.

  • Huckelberry Finn: hijo del borracho del pueblo. No tiene hogar, no va a la escuela, no acude a la iglesia y es, por lo general, un muchacho marginal y casi salvaje. Los niños lo adoran y los adultos le temen, porque no obedece las reglas. No tiene tanta imaginación como Tom, pero es más práctico que él.
  • Personajes secundarios:

  • Tía Polly: tía de Tom, lo cuida a falta de los padres de éste. Es una mujer religiosa, cariñosa y de buen corazón, pero muy estricta y correcta. Castiga mucho a Tom y suele pelear con él, pero lo quiere mucho y sólo quiere su bienestar.

  • Sid: medio hermano menor de Tom, un muchacho educado y correcto que, sin embargo, suele meter a Tom en problemas porque es mezquino y autoritario.

  • Joe Harper: el mejor amigo de Tom, también muy travieso, imaginativo y un imán para los problemas.

  • Becky Thatcher: una muchacha muy viva de la que Tom cae prendado en cuanto la ve. Tiene una voluntad muy firme que desafía constantemente el carácter despreocupado de Tom.

  • Juez Thatcher: padre de Becky, un juez muy importante del pueblo.

  • La viuda Douglas: una mujer viuda que es también la más rica del pueblo. Es amable y cariñosa, y muy generosa con los niños.

  • Indio Joe: un criminal que roba y asesina. Mata al Dr. Robinson y culpa de ello a su socio, Muff Potter. También pretende hacer daño a la viuda Douglas.

  • Dr. Robinson: un joven médico que roba cadáveres del cementerio. Es asesinado por el indio Joe.

  • Muff Potter: un borracho que ayuda al Dr. Robinson y al indio Joe a robar cadáveres. Es culpado por el asesinato del Dr. Robinson.

  • Resumen de Las aventuras de Tom Sawyer

    Nuestra historia comienza a mediados de 1800 en St. Petersburgo, Missouri, un pequeño pueblo a orillas del río Mississippi. Allí conocemos a Tom Sawyer, un chaval travieso que, a falta de padres, vive con su tía Polly y su medio hermano, Sid. Polly le tiene mucho cariño al muchacho, pero también es muy estricta con él. Tom se esconde de su tía Polly mientras roba jamón de la despensa. Cuando su tía lo caza, Tom se escapa y se va a nadar en lugar de ir a la escuela.

    Al día siguiente, la tía Polly lo castiga por no haber ido a clase y por ensuciarse la ropa en una pelea callejera. El castigo consiste en que Tom deberá pintar toda su cerca de blanco. Tom, que es un niño muy astuto, consigue convencer a otros niños para que pinten la cerca en su lugar, diciéndoles que es una tarea divertida. Como la cerca está pintada, su tía Polly le deja ir a jugar con su amigo, Joe, con el que Tom suele meterse en problemas. Tom, de regreso, ve a la pequeña Becky Thatcher y cae prendado de ella.

    Fotogramas de la película Las aventuras de Tom Sawyer (1938) Fotogramas de la película Las aventuras de Tom Sawyer (1938)

    Ese domingo la familia debe ir a la iglesia. En la escuela dominical, Tom negocia los pequeños tesoros por boletos de la Escuela Dominical que se reciben, normalmente, cuando se memorizan versículos de la Biblia. El premio es una Biblia gratis y, para conseguirlo, los niños deben juntar vales aprendiéndose 2.000 versos de la Biblia. Al engañar a los niños, Tom consigue todos los vales fácilmente. Becky llega a la escuela con su padre, que es juez, y Tom reclama su Biblia delante de todo el mundo, orgulloso. Sin embargo, cuando el juez Thatcher le pregunta, ni siquiera es capaz de nombrar a los dos primeros discípulos.

    El lunes siguiente, de camino a la escuela, Tom se encuentra con Huckleberry Finn, hijo del borracho del pueblo. Finn es un muchacho sin hogar, que no sabe leer y que vive casi como un salvaje. Al llegar a la escuela, como llega tarde le obligan a sentarse junto a Becky como castigo, pero él se alegra. Durante el almuerzo, Tom se reúne con Becky y la convence de que deben comprometerse para así poder besarla. Becky le besa, pero Tom cuenta que ya ha estado comprometido antes con otra persona y Becky lo rechaza. Tom decide marcharse de la escuela y saltarse el resto de las clases, y se reúne con Joe en el bosque para jugar.

    A medianoche, Tom se junta con Finn y se cuelan en el cementerio. Allí, al escuchar que viene gente, se esconden y ven que el Dr. Robinson llega con el indio Joe, que es un criminal, y Muff Potter. Tom y Finn ven cómo los tres hombres roban cadáveres de las tumbas y discuten mientras lo hacen. Esto se convierte en una pelea en la que Potter es derribado y queda inconsciente, y el indio Joe asesina al Dr. Robinson. Temiendo por sus vidas, Tom y Finn huyen del lugar. Cuando Potter despierta, Joe le convence de que ha sido él quien ha asesinado al Dr. Robinson.

    Presas del pánico, Tom y Finn juran no decirle nunca a nadie lo que vieron en el cementerio. Sin embargo, Tom está inquieto por lo que vio y tiene pesadillas. Además, Becky enferma y deja de ir a la escuela, algo que lo deprime mucho. Cuando Becky por fin se recupera y vuelve a las clases, Tom habla con ella, pero la niña le rechaza de nuevo y Tom decide huir del pueblo. Convence a Joe y Finn de que deben convertirse en piratas, robar una barcaza y navegar río abajo hasta la Isla de Jackson.

    En la isla, los niños juegan a ser piratas mientras ven cómo los habitantes del pueblo los están buscando. Se dan cuenta de que todos piensan que los tres niños se han ahogado. Joe y Finn extrañan el pueblo, pero Tom les convence de quedarse en la isla. Al caer la noche, mientras sus amigos duermen, Tom se escapa y regresa al pueblo para dejarle una nota a su tía Polly e informarla de que todos están bien. Cuando llega a la casa, se esconde y escucha a su tía, su medio hermano Sid, su prima Mary y la madre de Joe llorando y hablando de celebrar un funeral. Cuando todos se marchan y su tía se duerme, se marcha sin dejar ninguna nota.

    Cuando Tom regresa a la isla, le cuenta a Joe y Finn que ha ideado un plan: regresar al pueblo y esconderse para ver su propio funeral. Lo celebran fumando tal y como les enseña Finn, pero se ponen enfermos al hacerlo. Esa noche, cae una gran tormenta y los niños buscan un lugar donde refugiarse. El día del funeral, actúan según el plan de Tom y observan su propio funeral desde un escondite. En mitad del evento, salen de su escondite y todo el pueblo se alegra de verlos.

    De regreso en la escuela, Tom y Becky siguen enfadados. Becky, sin querer, rasga una página del libro del profesor, pero Tom dice que lo hizo él para que no la castiguen, y recibe el castigo por ella. Esto los reconcilia. Al terminar las clases, como es el último día de escuela, los niños le gastan una broma al profesor delante de todo el pueblo. Becky se marcha del pueblo durante el verano y Tom se aburre. Además, contrae el sarampión y está dos semanas enfermo, guardando cama.

    Al cabo de un tiempo tiene lugar el juicio de Muff Potter. Tom sigue agobiado porque sabe que Potter no es el culpable del asesinato, y tiene un sentimiento de culpa que lo reconcome, pero también tiene miedo. Aunque juró a Finn que no dirían nada, confiesa lo que vio al abogado defensor y testifica en el juicio, por lo que liberan a Potter, pero se percatan de que el indio Joe se ha escapado. Un día, mientras Tom y Finn buscan tesoros enterrados, se encuentra con el indio Joe. Se esconden de él por temor, pero descubren que tiene un gran tesoro escondido y deciden robárselo.

    Becky regresa a la ciudad y todos los niños, a excepción de Finn, van a una merienda campestre en la Cueva de McDougal. Explorando el lugar, Tom y Becky se quedan rezagados y se pierden. Esa noche, Finn sigue al indio Joe a la casa de la viuda Douglas y escucha que el indio Joe quiere hacerle daño, por lo que corre a la casa del señor Jones, el galés, en busca de ayuda. El señor Jones y sus hijos persiguen al indio Joe y lo echan. Al día siguiente, Finn se pone enfermo del agotamiento. Mientras tanto, en la iglesia, la tía Polly se da cuenta de que Tom y Becky están desaparecidos y todo el pueblo los busca en la cueva donde se perdieron. Dentro de esta cueva, Tom y Becky intentan encontrar la salida y Tom encuentra a alguien, que resulta ser el indio Joe escondido.

    Muchos días después, cuando casi habían perdido toda esperanza, Tom ve una luz y sale junto a Becky al exterior de la cueva. Los pueblerinos se alegran de verlos y el juez Thatcher manda sellar la puerta de la cueva para que nada parecido vuelva a ocurrir. Tom le dice que el indio Joe está dentro y van en su busca, pero sólo encuentran su cadáver, pues había muerto de hambre. Tras el funeral del indio Joe, Tom razona que su tesoro está en la cueva y vuelve allí con Finn para encontrarlo. De regreso, son llamados a casa de la viuda Douglas, donde el señor Jones cuenta a todo el pueblo que la mujer se salvó gracias a Finn. La viuda, agradecida, anuncia que va a adoptar al muchacho. Tom le cuenta, además, que han encontrado el tesoro y ahora son ricos.

    Finn pasa algunas dificultades viviendo con la viuda Douglas y escapa. Tom le convence para que regrese y sea parte de una sociedad civilizada, con la promesa de que iniciarán una peligrosa banda de ladrones. Finn acepta y regresa a su nuevo hogar.


    Opinión de Las aventuras de Tom Sawyer

    Las aventuras de Tom Sawyer es un canto a la infancia, en el que Mark Twain, a pesar de los claroscuros de la obra, no duda en reflejar la pureza e inocencia de una época en la que todo es misterioso, puro y vasto, donde los adultos son el mayor enemigo y la amistad es lo más valioso que se tiene en la vida.

    Se trata de una estupenda historia infantil en la que los protagonistas, a pesar de sus problemas, ven la vida con optimismo y se dejan llevar por su imaginación, algo que parece que perdemos con el paso de los años. Cierto es que algunas partes de la historia no han envejecido bien y pueden ser de mal gusto, pero hablamos de un libro de finales del siglo XIX gracias al cual podemos comprender el pensamiento de antaño y, así, ir mejorando día a día.

    Las aventuras de Tom Sawyer es un libro que nos enseña que la imaginación, el amor y la amistad son el fuel de la vida, y que nunca debemos dejar de soñar y, sobre todo, de ser niños, aunque sea en nuestros corazones.


    Lector empedernido y amante de la fotografía. Me encanta la literatura de fantasía y ciencia ficción. Escribo resúmenes, opiniones y reseñas para ayudarte a decidir tu próximo libro.
    Pablo Navarro

    Comparte este resumen de "Las aventuras de Tom Sawyer":


    Enlaces de interés

  • "Las aventuras de Tom Sawyer", Libro en Amazon

  • Comentarios



    Libros Relacionados

    Un mundo feliz
    Un mundo feliz
    El señor de las moscas
    El señor de las moscas
    Gente tóxica
    Gente tóxica
    Tus zonas erróneas
    Tus zonas erróneas
    Crónica de una muerte anunciada
    Crónica de una muerte anunciada
    La familia de Pascual Duarte
    La familia de Pascual Duarte


    Privacidad · Política de cookies · Contacto

    © 2020 Resumenlibro.com