El guardián entre el centeno
Resumen del libro de J. D. Salinger

El guardián entre el centeno
Título: El guardián entre el centeno
Autor: J. D. Salinger
Género: Novela
Año: 1951
0.00valoración (1 voto)

En 1951 J.D. Salinger publicó el que se convertiría en el libro favorito de millones de personas. Inicialmente publicado de forma serial entre 1945 y 1946, El guardián entre el centeno causó mucha controversia en Estados Unidos cuando vio la luz por su lenguaje provocador y por tratar sin tapujos la rebeldía, la sexualidad y la ansiedad adolescente.

Holden Calfield, ahora icono de la rebeldía adolescente, nos cuenta a sus 16 años cómo ve el mundo a través de sus ojos privilegiados, ya que ha nacido en el seno de la élite. Cuestionando el valor de la sociedad y su estructura, su figura nos acompañará en una pequeña aventura que comienza cuando es expulsado de su colegio.

Personajes de El guardián entre el centeno

Personajes principales

  • Holden Caulfield: protagonista y narrador de la novela. Holden es un joven de 16 años, alto y de pelo corto, con algunas canas en los laterales, lo que le da un aspecto más viejo. Fuma, bebe y afronta la vida con una actitud autodestructiva y deprimente. Aunque en la novela abunda su negatividad, de vez en cuando se muestra tierno al pensar en su hermana Phoebe o en su fallecido hermano Allie. Desde la muerte de éste, Holden es incapaz de encontrar alegría en la vida, ya que el fallecimiento del ‘hijo perfecto’ le sumió en una crisis existencial de la que es incapaz de salir.

  • Personajes secundarios:

  • Allie Caulfield: hermano menor de Holden. Él lo consideraba el hijo perfecto, y su pérdida a causa de una leucemia le marcó de por vida. Allie aparece constantemente en la novela en forma de recuerdo desde el momento en el que Holden utiliza el guante de béisbol de Allie para realizar un ensayo a nombre de Stradlater. La muerte de Allie causó que Holden fuera incapaz de amar sin miedo.

  • Phoebe Caulfield: hermana menor de Holden, de tan solo diez años. Amante de la escritura, Holden la adora e incide en que es una niña muy guapa y lista. Se considera la antagonista de la historia, ya que es la que consigue que Holden se enfrente a la negatividad que le consume y le hace encontrarse en su camino.

  • D.B. Caulfield: hermano mayor de Holden. Es un veterano de guerra que ahora vive en Hollywood, donde es escritor. Holden siente cierto recelo hacia él, ya que cree que D.B. cambió desde que se mudó a la ciudad de las estrellas.

  • Ward Stradlater: compañero de cuarto de Holden. Es egoísta, vanidoso y arrogante. Aunque tiene fama de ser un excelente alumno, en realidad es un vago. Le pide a Holden que le escriba un ensayo, pero se enfada con él cuando descubre que no tiene nada que ver con lo que le pidieron y, en su lugar, iba sobre el guante de béisbol de Allie. Se pelea con Holden porque éste cree que Stradlater ha seducido a la chica de sus sueños, Jane Gallagher, y porque en el fondo Holden envidia a Stradlater y quiere ser como él porque es amigo de todos los chicos y se liga a todas las chicas.

  • Jane Gallagher: la chica de los sueños de Holden. Eran amigos cercanos, pero se fueron distanciando con el paso del tiempo. Sin embargo, Holden tiende a rememorar frecuentemente esos tiempos, ya que Jane es de las pocas personas que sacan lo mejor de él. Tiene un lío de una noche con Stradlater.

  • Señor Spencer: antiguo profesor de historia de Holden en Pencey. Discute con Holden respecto a su expulsión y le intenta motivar para que encuentre su camino en la vida.

  • Sally Hayes: exnovia de Holden. Él sostiene que Sally es inteligente porque sabe mucho de literatura. Holden sale en una cita con ella, pero sus manerismos pretenciosos le llevan a insultarla. Sin embargo, le pide que se escape con él a Nueva Inglaterra para vivir juntos en una cabaña perdida en el bosque. Sally decide pasar de Holden y dejar de relacionarse con él para siempre.

  • Señor Antolini: antiguo profesor de Inglés de Holden, ahora profesor en la Universidad de Nueva York. Le deja a Holden quedarse en su casa cuando el joven se escapa, y aprovecha para decirle que cree que Holden morirá joven si sigue sin rumbo en la vida, por una causa que no merece la pena. Holden le sorprende acariciándole la cabeza mientras duerme y se va de su casa.

  • Robert Ackley: estudiante de Pencey, vivía en un cuarto conectado al cuarto de Holden y Stradlater. Es un inadaptado social, maleducado y odioso, con costumbre poco higiénicas y capaz de sacar de quicio a cualquiera.

  • Maurice: encargado del ascensor del Hotel Edmond, donde se hospeda Holden. También es un proxeneta que le propone acostarse con una prostituta. Cuando le consigue una mujer, Holden se niega a pagarle por el favor ya que Maurice subió el precio acordado, y Maurice le golpea.

  • Resumen de El guardián entre el centeno

    La expulsión de Pencey

    Holden Caulfield nos narra con desdén algo que le sucedió la pasada Navidad, cuando es expulsado de la escuela a la que asiste, Pencey. Al tratarse de un estudiante irresponsable e inmaduro, al suspender cuatro de las cinco asignaturas que estudiaba deciden expulsarlo definitivamente. Entonces, Holden acude a hablar con el señor Spencer, su profesor de Historia, quien le dice que "la vida es una partida" y, por lo tanto, Holden debe aceptar las "reglas del juego".

    Holden, que ya ha sido expulsado de cuatro escuelas privadas, no hace mucho caso al señor Spencer. Regresa a su cuarto para encontrarse con Robert Ackley, un alumno maleducado y poco higiénico que le saca de sus casillas. También se topa con Ward Stradlater, su compañero de habitación, un alumno engreído que tiene por costumbre pedirle a Holden que le redacte ensayos de Inglés. Stradlater se está preparando para una cita con Jane Gallagher, amiga de la infancia de Holden y su amor platónico. Holden, por su parte, decide ir con Ackley y otro compañero a ver una película a Nueva York antes de que se marche de Pencey.

    Cuando Holden regresa del cine, escribe un ensayo que le ha encargado Stradlater. Decide usar como temática el guante de béisbol de su fallecido hermano Allie, quien murió de leucemia años atrás. Holden cuenta cómo la rabia que le invadió la noche que murió Allie le hizo romper todas las ventanas de su garaje. En eso llega Stradlater de su cita, y se enfada con Holden porque, al echar un vistazo al ensayo, piensa que es "muy malo". Holden le pregunta por su cita y Stradlater sugiere que hubo sexo, lo que enfurece a Holden, quien se enzarza con Stradlater en una pelea. Sin embargo, Stradlater lo derriba de un golpe fácilmente. Después de la pelea, Holden, que debía abandonar la escuela días más tarde, decide irse esa misma noche.

    Para no volver a casa antes de tiempo, Holden decide hospedarse en un hotel en Nueva York. De camino, en el tren, se encuentra con la madre de un estudiante de Pencey llamado Ernest. Holden, con un nombre falso, miente a la madre diciéndole que todo el mundo adora a Ernest, cuando en realidad todos lo odian. Holden invita a la mujer a tomarse algo con él. Una vez llega a la ciudad, no sabe a quién llamar y sopesa entre su hermana pequeña Phoebe, Jane Gallagher o su exnovia, Sally Hayes. Al final, decide quedarse en el hotel Edmond.

    Las aventuras por Nueva York

    Holden conoce a varias personas en el hotel, llegando a bailar con una turista de Seattle. Se marcha del hotel para ir a un club de baile al que solía ir su hermano mayor, D.B., antes de irse a Hollywood para ganarse la vida como escritor. En el club ve a la exnovia de su hermano y se marcha de nuevo al hotel, donde Maurice, el encargado del ascensor, le ofrece pasar la noche con una prostituta. Holden acepta, pero se arrepiente cuando ve llegar a la mujer y no tiene sexo con ella. La prostituta le exige el dinero y él le paga la mitad porque ese fue el trato con Maurice. La mujer, entonces, avisa a Maurice y éste lo amenaza y golpea mientras la prostituta le roba el dinero.

    Al día siguiente, Holden llama a su exnovia Sally para comer juntos. Después de una serie de idas y venidas, entre ellas una visita a una estación para dejar sus maletas y donde charla con unas monjas muy agradables y le compra un álbum a su hermana, cuando por fin se reencuentran Holden decide que se quiere casar con ella y huir juntos, aunque Sally no le agrade realmente. Holden y Sally van a ver un espectáculo de los Lunts, y al acabar se encuentran con un chico de Andover que Sally conoce. Holden se siente asqueado por lo falsa que es la conversación entre Sally y el otro chico. Tras eso, Holden y Sally se van a patinar y luego a comer. Aquí es cuando Holden le confiesa a Sally que está cansado de todo y de todos y le propone escaparse con él a Nueva Inglaterra y vivir en una cabaña en un bosque. Sally, obviamente, rechaza la idea y Holden le responde que estar con ella es como recibir "cien patadas", lo que hace llorar a la chica. Sally se marcha diciéndole a Holden que no quiere volver a saber nada de él.

    La redención

    Después de otra serie de traspiés, Holden se emborracha en un bar y luego camina por Central Park. Entonces, rompe accidentalmente un álbum que le había comprado a su hermana Phoebe, una de las pocas personas que realmente le hace feliz, lo que le hace tener ganas de llorar. Pensando que morirá de una neumonía, Holden regresa a casa para ver a Phoebe, pero evitando a sus padres. Phoebe se preocupa al saber que su hermano ha sido expulsado de Pencey porque cree que su padre se enfadará muchísimo.

    Holden dice que se marchará a un rancho en Colorado pero Phoebe le hace entrar en razón y darse cuenta de que sólo dice tonterías. Holden, entonces, se queja de que Pencey era un lugar hipócrita y Phoebe responde que si hay algo que a Holden le guste en el mundo, a lo que él responde que las monjas que encontró en la estación y un chico de su antigua escuela que se suicidó. Entonces, Holden le dice a Phoebe que quiere ser "el guardián entre el centeno" y pararse al borde de un precipicio, cuidando de los niños que juegan a su alrededor.

    Cuando sus padres llegan a casa, Holden se escapa con la ayuda de su hermana y pide ayuda al señor Antolini, un antiguo profesor de Inglés. Él le deja quedarse en su casa y le dice que la vida que lleva es peligrosa, y que a este paso Holden acabará cayendo y muriendo joven por una causa absurda. Tras pasar la noche, Holden despierta y se encuentra al señor Antolini acariciando su cabeza, lo que interpreta como un avance sexual, y decide marcharse a buscar sus maletas a la estación. Allí pasa la noche, mandando una nota a la escuela de Phoebe para que coman juntos al día siguiente.

    Holden empieza a delirar, creyendo que morirá de un momento a otro. Entonces, sufre una diarrea y se desmaya. Cuando se encuentra con su hermana, ésta le dice que quiere irse con él y se enfada cuando Holden se niega. Para animarla, Holden le compra a Phoebe un ticket para subirse al carrusel del zoológico y, mientras la observa, Holden empieza a llorar. Termina la historia diciendo que está intentando salir adelante y remarca la ironía de que eche de menos a Stradlater, Ackley e incluso Maurice.

    Opinión de El guardián entre el centeno

    Teniendo en cuenta que esta novela fue escrita en 1951, supone una historia revolucionaria donde abunda un lenguaje que no era común en los libros de aquel entonces. Salinger contó la historia de un niño rico, clasista, que observa el mundo con desdén desde su privilegio y confunde cada prejuicio con rebeldía adolescente.

    Acompañado de personajes marginales, como prostitutas, matones, proxenetas y alcohólicos, Holden se sume en la bebida y la soledad, en un grito ahogado de socorro que sólo le conduce a la desesperanza. Es así como, lo que para un adolescente parece un héroe de película, para un adulto es un "niñato" consentido que necesita poner sus asuntos en orden.

    El guardián entre el centeno es un libro atemporal que puede leerse a cualquier edad, y siempre se interpretará de manera diferente. Siempre nos enseñará algo nuevo porque, a medida que crecemos, entendemos más y más del mundo que a Holden le desagrada tanto. Por lo tanto, es una historia que nos ayuda a darnos cuenta de lo mucho que somos capaces de crecer y madurar.

    Referencias y Fuentes

  • "El guardián entre el centeno", Libro en Amazon

  • Comentarios

    Gloria Peñavaloración
    Muy buen libro, lo recomiendo!



    Si te ha gustado este resumen de "El guardián entre el centeno", compártelo con tus contactos.


    LIBROS RELACIONADOS

    Réquiem por un campesino español
    Réquiem por un campesino español
    El almohadón de plumas
    El almohadón de plumas
    La Celestina
    La Celestina


    Privacidad · Política de cookies · Contacto

    © 2020 Resumenlibro.com