Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. | Más info

El sí de las niñas
Resumen del libro de Leandro Fernández de Moratín


El sí de las niñas
Título: El sí de las niñas
Autor: Leandro Fernández de Moratín
Género: Obra teatral
Subgénero: Comedia
Año de publicación: 1806



Resumen de El sí de las niñas, de Leandro Fernández de Moratín

El sí de las niñas es una obra teatral de Leandro Fernández de Moratín. Considerada una obra maestra, a través de la comedia denuncia y critica la moral de la sociedad española de la época, pues en aquel momento lo habitual era la práctica del matrimonio concertado, incluso forzoso, entre hombres mayores, maduros, y niñas adolescentes de estratos sociales bajos. En este artículo, os contaremos con más detalle sobre esta estupenda obra literaria.

La acción de El sí de las niñas ocurre en el mismo lugar y en muy poco tiempo. Cuenta cómo doña Francisca, una muchacha de 16 años, marcha a conocer a su prometido, don Diego, por deseo de su madre, doña Irene. Don Diego es mucho mayor que la joven, pero la ama realmente. Lo que no sabe es que Francisca está enamorada de su sobrino, don Carlos.


MENÚ RÁPIDO

1.- Personajes de El sí de las niñas
1.1. - Personajes principales
1.2. - Personajes secundarios
2.- Resumen de El sí de las niñas
2.1. - Primera parte
2.2. - Segunda parte
2.3. - Tercera parte
3.- Opinión del libro

Personajes de El sí de las niñas

Personajes principales

  • Don Diego: un hombre de 59 años, tío de don Carlos. Es el personaje que desencadena la acción, pues está comprometido con Paquita a pesar de que es mucho más joven que él. Se le considera el verdadero protagonista de la obra y representante de la razón.

  • Don Carlos: sobrino de don Diego. Contrasta su valor en la batalla con su sumisión ante su tío. Es un joven apasionado y valiente que se ve obligado a someter su amor al deber filial. Paquita lo llama don Félix, ya que así se presentó ante ella cuando se conocieron.

  • Paquita o Doña Francisca: una joven de 16 años que no es capaz de mostrar sentimientos debido a la educación que ha recibido. Esto la llevará a arriesgar el amor que siente por don Carlos.
  • Personajes secundarios

  • Doña Irene: madre de Paquita, representa la autoridad de los padres de la época sobre sus hijos, pues exige a su hija que se case con el adinerado don Diego a pesar de ser mucho mayor que ella y no conocerlo en persona.

  • Rita: criada de Paquita, ayuda a que la relación entre ésta y don Carlos se haga realidad.

  • Simón: criado de don Diego.

  • Calamocha: criado de don Carlos, le echa piropos a Rita.

  • Resumen de El sí de las niñas


    Primera parte

    Don Diego, un hombre adinerado de 59 años, charla con su sirviente Simón en una posada de Alcalá a la espera de la llegada de doña Inés y su hija, doña Francisca, a la que llaman Paquita. Don Diego le cuenta a Simón que está enamorado de Francisca aunque sea mucho más joven que él, porque es una muchacha de buenos valores, virtudes y muy hermosa.

    Él planeó su matrimonio junto a la madre, doña Inés, mientras Francisca - que no está de acuerdo con esta unión - se encontraba estudiando en un convento de monjas. Ahora, doña Inés se dirigía junto a su hija a la posada para que ambos prometidos se conocieran antes del matrimonio. Simón le habla a su amo sobre la diferencia de edad y señala que su sobrino, Carlos, un muchacho joven y apuesto, sería mucho mejor partido para la joven, pero don Diego se enfada y dice que Carlos es un mujeriego.

    Por fin, llega doña Inés con Francisca y los prometidos se presentan y charlan sobre las múltiples familias millonarias. A Francisca le aburre esta conversación, así que se marcha y deja a su madre hablando con su futuro esposo, y éste aprovecha para hablar con doña Inés sobre la muchacha. Don Diego exige a doña Inés que sea Francisca quien le diga de frente el amor que siente por él, ya que los supuestos halagos que ha recibido siempre han sido de boca de su madre, y quiere que el matrimonio funcione para proporcionarle a Paquita una unión experimentada y madura, algo que no conseguiría con un matrimonio joven.

    Lo que ambos no saben es que Francisca y Carlos, el sobrino de don Diego, han mantenido una relación en secreto durante el tiempo que la joven estuvo estudiando en el convento. Carlos la visitaba por las noches, saltando el muro para encontrarse con ella a solas y en secreto en el jardín del convento, donde consumaban su amor.

    Por otro lado, doña Inés lleva con ella a su criada, Rita, de quien no sabe que mantiene comunicación con Calamocha, sirviente de Carlos. Ambos se encuentran en la misma posada y Calamocha le cuenta a Rita que su patrón recibió una carta en la que Francisca le cuenta que su madre está planeando casarla con un señor de 59 años. En ese momento, su patrón, Carlos, se encontraba en Zaragoza y decide viajar a Alcalá para impedir el matrimonio y confesarle a doña Inés su amor hacia Francisca. Calamocha le dice a Rita que vaya y le cuente a Francisca que Carlos también se encuentra en la misma posada.

    Segunda parte


    Doña Inés manda llamar a su hija. Ésta le confiesa a su madre que ya no es una niña y que sabe el significado del amor y, por ello, se niega a casarse con don Diego porque no lo ama. Su madre intenta convencerla de que lo mejor que puede hacer es casarse con don Diego, ya que él le proporcionará una vida acomodada y llena de lujos. Doña Inés cree que su hija no quiere casarse con don Diego porque se quiere quedar en el convento y convertirse en monja, pero Francisca niega esto.

    Por otro lado, don Diego sospecha que Francisca no siente el mismo cariño que él siente por ella, y le dice que espera que ella le exponga su amor. Sin embargo, cuando Francisca intenta negarse a contraer matrimonio con él, doña Inés irrumpe y le impide confesarle la verdad. Don Diego sale de la habitación y descubre que su sobrino, Carlos, se encuentra en la misma posada, por lo que le confronta; Carlos, sumiso, le cuenta toda la verdad a su tío y éste, enjoado, lo echa de la posada y exige que regrese a Zaragoza, a lo que Carlos accede, marchándose con Calamocha. Rita se entera de lo sucedido y le cuenta a Francisca que Carlos y su sirviente se han marchado, y Francisca rompe en llanto pensando que su amado la ha abandonado.

    Esa noche, Carlos regresa para cantarle una serenata a Francisca y tira una carta por la ventana que Rita tendría que recoger y llevársela a la muchacha. Pero, por error, la carta cae en manos de don Diego, que se molesta al pensar que el acto es obra de un enamorado de Francisca. Cuando Rita sale en busca de la carta, no la encuentra y se lo dice a la joven, que se siente decepcionada y cree que Carlos la ha engañado.

    Tercera parte


    Más tarde, Francisca y don Diego se encuentran en la sala de la posada. Él exige que le confiese lo que de verdad siente por él y si existe otro pretendiente que a ella le interese; Francisca, decepcionada por el abandono de Carlos, le dice que no existe nadie más y que no quiere casarse porque quiere regresar al convento. Don Diego, no muy convencido, lee la carta y descubre que el pretendiente de Francisca es su sobrino, Carlos.

    Lo manda a llamar y le pide que exponga sus intenciones con Francisca; Carlos cuenta que han mantenido una relación en secreto durante un tiempo y que ha ido a Alcalá para impedir el matrimonio y casarse con ella. Así, don Diego se da cuenta de que la joven no le ama y le cuenta a doña Inés que su hija está enamorada, pero de Carlos. Sin embargo, doña Inés cree que es un plan de don Diego para liberarse del compromiso, pero él asegura que no es eso lo que sucede.

    Entonces, don Diego confiesa que no tiene ningún impedimento en que Francisca y su sobrino Carlos contraigan matrimonio, sino todo lo contrario: don Diego bendice su unión y los frutos de esa relación.

    Opinión de El sí de las niñas

    Podría decirse que El sí de las niñas es una comedia en busca del amor verdadero. Leandro Fernández de Moratín parte de sus ideales dramáticos y de unos tópicos de género y los utiliza con sabiduría y con un indudable oficio e intuición de dramaturgo. Tanto que consigue que nos olvidemos de los constituyentes de la poética de la que procede su manera de dar forma definitiva a su pieza; que percibamos ésta como una aportación verdaderamente original.

    La originalidad está en la forma, en la recreación, en el uso que se proporciona a unos ingredientes tomados de la tradición, de la serie, literaria de la que se parte y en la que se alinea. Usos literarios, rasgos, constituyentes, de género, unidos a la maestría y a la ideología personal de su autor, explican el proceso de creación de El sí de las niñas, una de las obras más perfectas, si no la que más, de la serie, del género, en la que se encuadra, una de las costumbres más altas del neoclasicismo literario español.


    Autor del resumen
    Lector empedernido y amante de la fotografía. Me encanta la literatura de fantasía y ciencia ficción. Escribo resúmenes, opiniones y reseñas para ayudarte a decidir tu próximo libro.
    Pablo Navarro

    Comparte este resumen de "El sí de las niñas":


    Enlaces de interés

  • "El sí de las niñas", Libro en Amazon

  • Leer en Kindle - "El sí de las niñas"

  • Comentarios



    Libros Relacionados

    Los santos inocentes
    Los santos inocentes
    El almohadón de plumas
    El almohadón de plumas
    La hija de la noche
    La hija de la noche
    El día que se perdió la cordura
    El día que se perdió la cordura
    En los zapatos de Valeria
    En los zapatos de Valeria
    Donde los árboles cantan
    Donde los árboles cantan



    Privacidad · Política de cookies · Contacto

    © 2022 Resumenlibro.com