El misterio de la cripta embrujada
Resumen del libro de Eduardo Mendoza Garriga

El misterio de la cripta embrujada
Título: El misterio de la cripta embrujada
Autor: Eduardo Mendoza Garriga
Género: Novela
Año: 1978
valoración (0 votos)

Cuando Eduardo Mendoza escribió El misterio de la cripta embrujada tenía un objetivo claro: disfrutar. Dejándose llevar por la propia historia, el autor consiguió escribir un disparate irreverente y chocante, con personajes poco convencionales, que se entremezclan en una trama repleta de humor negro y situaciones absurdas.

Publicada en 1978, El misterio de la cripta embrujada es una novela propia de la picaresca española. Se lee rápido, se disfruta y, sobre todo, se queda con el lector durante un largo tiempo después de su lectura.

Personajes de El misterio de la cripta embrujada

Personajes principales:

  • El detective: protagonista de la historia, está encerrado en un psiquiátrico por padecer un trastorno mental. Es valiente, locuaz, inteligente y divertido.

  • Mercedes Negrer: mejor amiga de la infancia de Isabel. Se vio metida en un escabroso lío por el cual se ha visto apartada de la vida social.

  • Isabel Peraplana: una joven de familia rica que desapareció de niña y volvió a aparecer sin recordar nada de lo sucedido.

  • Personajes secundarios:

  • Cándida: hermana del protagonista, trabaja en un pub nocturno y ejerce la prostitución.

  • Señor Peraplana: padre de Isabel y culpable del crimen sin resolver. Comisario Flores: dirige el crimen sin resolver y pide ayuda al protagonista para no mancharse él las manos.

  • Doctor Sugrañes: médico del psiquiátrico, encargado de tratar al protagonista.

  • El sueco: ayuda al señor Peraplana a salir del embrollo, pero él lo mata.

  • Resumen de El misterio de la cripta embrujada

    La historia comienza con un partido de fútbol entre unos pacientes de un psiquiátrico. En eso, el doctor Sugrañes llama a uno de los pacientes para informarle de que alguien le está esperando en su oficina.

    El paciente se encuentra allí al comisario Flores y a una monja que no conocía, y que habían ido a visitar a este hombre, enfermo mental, porque hacía seis años una niña, Isabel Peraplana, había desaparecido una noche de forma misteriosa mientras dormía en el colegio, y al día siguiente apareció sin recordar nada. El comisario cuenta que ha vuelto a pasar lo mismo y quiere que el paciente lo ayude a resolver el misterio y, a cambio, podrá salir del psiquiátrico. Así, el paciente se convierte en detective.

    Cuando el detective sale del psiquiátrico, va a visitar a su hermana, Cándida, que trabajaba en un pub por las noches. Con la excusa de la visita intenta sonsacar información, pero no consigue nada. Durante la conversación aparece un joven sueco que dice ser el novio de Cándida, y entonces el detective comprende que el sueco era la razón por la cual su hermana no le contaba nada.

    El detective se marcha y cuando llega a su residencia, se sorprende al ver al sueco esperándole. Sin embargo, el sueco no dijo nada. Al poco tiempo, el sueco es herido y muere de forma misteriosa, y el detective huye a casa de su hermana. Al llegar, se encuentra el cadáver del sueco en el sofá y fuera de la casa escucha los gritos de la policía. El detective se escapa y va a la escuela donde acontecieron los hechos misteriosos que le relató el comisario Flores para buscar pistas.

    Al llegar a la escuela, el detective habla con un grupo de personas que estaban cerca sobre los hechos. Al no conseguir las respuestas que quería, las droga para obtener información. Acto seguido, se fue en busca de Isabel Peraplana, la primera niña que desapareció hacía años. Sin embargo, Isabel no recordaba nada de lo sucedido, por lo que el detective va en busca de Mercedes Negrer, la mejor amiga de Isabel desde la infancia.

    Mercedes le cuenta al detective que la noche de la desaparición, ella se levantó a medianoche y siguió a Isabel, y la vio con un hombre. Ese hombre las llevó a ambas a una cripta donde Mercedes se perdió y vio un insecto gigante, y se desmayó. Al despertar, vio a Isabel, quien le dijo que había matado al insecto, pero lo volvieron a ver al intentar escapar y ambas se desmayaron. Al día siguiente Mercedes estaba muy angustiada por lo sucedido, y se enteró de que el hombre que había estado con ella había fallecido y la culpaban a ella de su muerte. Mercedes se culpó del homicidio aun siendo inocente, pero no la detuvieron por ser menor de edad, sino que la exiliaron.

    Tras escuchar el testimonio, el detective vuelve a buscar a Isabel, pero cuando llega se encuentra una ambulancia con el cadáver de la misma. Al parecer, Mercedes le contó a Isabel lo sucedido en la cripta y ella, que no pudo soportarlo, se suicidó. Entonces, Mercedes decide ayudar al detective y cogen un taxi, pero en eso observan al señor Peraplana, el padre de Isabel, con algo cubierto que tiene la forma de una persona.

    Al ver una pareja observando los hechos, el detective se acerca a preguntarles. El hombre de la pareja cuenta que es dentista y necesitaba un aparato de mucho valor para trabajar, y que para poder pagarlo pidió ayuda al señor Peraplana con la condición de que le permitiesen quedarse un momento con la hija de la pareja. Recuerdan que Peraplana devolvió a la niña muy drogada a su casa, y le pidió a la pareja que la llevaran rápidamente al a escuela.

    El detective va a la escuela de nuevo, esta vez acompañado de Mercedes, para investigar y buscar a la hija del dentista. Cuando la encuentran, acaban en la cripta, donde la niña desaparece misteriosamente. El detective intenta escapar, pero encuentra un altar con el sueco muerto y con su hermana, viva, pero muy asustada. Mientras intentan huir, el detective se desmaya.

    Cuando despierta está rodeado por Mercedes, unas monjas, el comisario Flores y el doctor Sugrañes. Llega una patrulla de policía y el detective relata todo lo sucedido, y aprovecha para resolver el caso: el hombre que murió en la cripta no murió a manos de Isabel, sino de su padre. Isabel desapareció porque su padre la drogó y se la llevó para incriminarla; sin embargo, la culpa recayó sobre Mercedes.

    Desgraciadamente, el comisario no pudo cumplir su parte del trato porque, durante la investigación, el detective recurrió a drogas, robo, ocultación de un crimen y asalto militar. Por ello, vuelve al psiquiátrico mientras Mercedes por fin vuelve a su lugar de origen, al que al detective le hace feliz.

    Opinión de El misterio de la cripta embrujada

    El misterio de la cripta embrujada es una obra original que presume de ese humor negro característico de Eduardo Mendoza con el que suaviza situaciones nefastas. En el caso de esta novela, las situaciones se retuercen hasta el absurdo, pero consiguiendo, aun así, componer un fresco realista de la Barcelona predemocrática.

    Si bien esta novela tiene una trama un tanto arriesgada tanto en su forma como en su fondo, Eduardo Mendoza consigue sortear el riesgo con su prosa, llana y sencilla de seguir, para conseguir que las situaciones, a veces ridículas, no rocen lo infantil.

    Como bien explicó el autor en el prólogo de la obra, El misterio de la cripta embrujada es una novela que escribió por diversión y en la que se dejó llevar. Y ese es el secreto a la hora de leer esta obra: dejarse llevar y disfrutar del viaje.

    Referencias y Fuentes

  • "El misterio de la cripta embrujada", Libro en Amazon

  • Comentarios




    Si te ha gustado este resumen de "El misterio de la cripta embrujada", compártelo con tus contactos.


    LIBROS RELACIONADOS

    El niño con el pijama de rayas
    El niño con el pijama de rayas
    Pedro Páramo
    Pedro Páramo
    Réquiem por un campesino español
    Réquiem por un campesino español


    Privacidad · Política de cookies · Contacto

    © 2020 Resumenlibro.com