Marina
Resumen del libro de Carlos Ruiz Zafón


Aunque Carlos Ruiz Zafón saltó a la fama con La sombra del viento, su otra obra cumbre es Marina, una novela de literatura juvenil que se publicó en 1999 y fue reeditada en febrero de 2007 dado su éxito.

Marina es una de las obras más indefinibles del autor, que la consideraba la más personal de sus novelas. Aúna misterio, amor, suspense, terror y aventura y, según el diario The Guardian, Marina es uno de esos libros destinados a ser devorados en una sola sesión.

Marina
Título: Marina
Autor: Carlos Ruiz Zafón
Género: Novela
Subgénero: Ficción, Novela rosa, Literatura juvenil, Suspense
Año de publicación: 1999

MENÚ RÁPIDO

1.- Personajes de Marina
1.1. - Personajes principales
1.2. - Personajes secundarios
2.- Resumen de Marina
2.1. - Primera parte
2.2. - Segunda parte
2.3. - Tercera parte
3.- Opinión del libro

Personajes de Marina

Personajes principales

  • Óscar Drai: un adolescente de 15 años cuya vida cambia cuando conoce a Marina.

  • Marina Blau: una muchacha de 15 años que padece una enfermedad que la está llevando a la muerte, pero engaña a Óscar para que no se preocupe.

  • Mijail Kolvenik: un hombre rico y poderoso que resucitó 30 años después de su muerte gracias a un suero. Es experto en la creación de artículos ortopédicos y prótesis médicas y se convierte en el villano de la historia.

  • Eva Irinova: "la dama de negro", una mujer rusa que fue una gran artista por su voz, pero cuya carrera se vio truncada cuando la echaron ácido encima. Era la mujer de Kolvenik.
  • Personajes secundarios

  • Germán Blau: padre de Marina, artista y pintor excepcional.

  • Joan Shelley: padre adoptivo de María Shelley y doctor. Fue el antiguo médico de Kolvenik.

  • María Shelley: hija de Eva y Kolvenik, posteriormente adoptada por el doctor Shelley.

  • Luís Claret: antiguo amigo íntimo de Kolvenik y Eva y actual cochero del carruaje de ésta.

  • Benjamín Sentís: un hombre envidioso, fundador de la Velo Granell y máximo accionista de la misma.

  • Resumen de Marina


    Primera parte

    Estamos en el año 1995 y el protagonista de esta historia, Óscar Drai, nos cuenta lo que ocurrió en septiembre de 1979, cuando él tenía 15 años.

    En 1979, Óscar se escapó del internado donde vivía en Barcelona. Huyendo del lugar, llegó a una casa muy extraña y, por error, se llevó de allí un reloj. A la semana siguiente, volvió a la casa para devolverlo y conoció a Marina y a su padre, Germán, un pintor retirado. Marina era una chica de su edad, muy hermosa y amable, que había sido educada por su padre. Los tres solucionan el malentendido y tanto Germán como Marina tratan muy bien a Óscar, por lo que el muchacho decidió visitarlos a menudo.

    Un día, Marina y Óscar decidieron seguir a una mujer extraña que vestía completamente de negro. La persiguieron desde un cementerio hasta un invernadero, donde encontraron un gran número de figuras y títeres, además de un álbum con fotografías de personas con malformaciones físicas.

    Germán era un hombre enfermo, así que una semana tuvo que marcharse con Marina a Madrid para visitar a un médico especialista. Antes de partir, en la estación le dio a Óscar una tarjeta que le mandaba la mujer de negro con una dirección. Óscar acudió a esta dirección y allí se encontró con Benjamín Sentís.

    Benjamín Sentís le contó a Óscar la historia de Mijail Kolvenik y de cómo este joven fue progresando en la vida, comenzando como un huérfano vagabundo y convirtiéndose en uno de los hombres más ricos y poderosos de Barcelona. Kolvenik se enamoró de una cantante llamada Eva y ésta le arruinó la vida, pues construyó un teatro sólo para ella y el día de su boda, los tutores de Eva le lanzaron ácido en la cara y la dejaron sin voz y deformaron su hermoso rostro. Esto provocó la bancarrota de Kolvenik y su negocio, pues lo había invertido todo en ella y en su teatro. Un día, ambos aparecieron muertos, quemados en su mansión.

    Segunda parte

    Días después de que Benjamín le contara esta historia a Óscar, el muchacho vio en el periódico que Benjamín Sentías había muerto en extrañas circunstancias y le habían cortado ambas manos.

    Cuando Marina regresó de Madrid, Óscar decidió volver al invernadero con ella y robaron el álbum de fotos. En ese momento, las figuras fueron tras ellos, pero los muchachos escaparon. Una vez a salvo, estudiaron el álbum de fotos y vieron que en una de las imágenes figuraba la dirección de un doctor, el doctor Shelley, así que lo llamaron y se entrevistaron con él.

    Conocieron a María, la hija del doctor Shelley, que les hizo pasar a su consulta. Allí, Óscar y Marina le enseñaron al doctor la fotografía y él les contó la historia de cómo conoció a Mijail Kolvenik mientras le curaba de las palizas que había recibido en la cárcel y de cómo se hicieron buenos amigos. Les contó también que había mucha gente que había intentado escalar socialmente a costa de Kolvenik mediante falsos rumores, como un policía llamado Florián.

    Una noche, Óscar se quedó dormido con el retrato de Marina en sus manos. Al despertar ya no lo tenía y no era capaz de encontrarlo, además de que sintió un extraño olor a animal muerto. Una extraña figura avanzó hacia él y Óscar intentó huir hacia la cocina, donde cogió un cuchillo que le clavó a la extraña figura. Luego, se fue a su habitación para coger el álbum y escapó por la ventana, yendo a casa de Marina, donde pasó la noche.

    Óscar y Marina buscaron la dirección de Florián y fueron a visitarlo. El policía les contó la historia del caso de Mijail Kolvenik y de todas las sospechas que había contra él; en realidad, Kolvenik no estaba enfermo, sino que era una estafa para no pagar sus deudas. Pero antes de que pudieran realizar una orden de registro contra él, la mansión se quemó con él y su esposa Eva dentro, así que nunca pudieron desvelar el misterio. Según Florián, todos los que estaban relacionados con la empresa de Kolvenik murieron en extrañas circunstancias y Benjamín Sentís le llamó para contarle información que tenía sobre Kolvenik y nunca acudió a la cita porque lo mataron. También contó a los muchachos que descubrieron que Kolvenik compraba cadáveres, pero nunca encontraron el lugar en el que los escondía.


    Óscar y Marina regresaron a casa y por la noche, Óscar escuchó ruidos. Al bajar de su cuarto, encontró a Marina sangrando por la nariz, temblando y sudando, e intentó convencerla de ver a un médico. Ella accedió con la condición de que Óscar no le contase nada a Germán y luego, la ayudó a volver a dormir.

    La noche siguiente, Óscar salió a dar una vuelta y llegó hasta el cementerio. Allí vio un carruaje que se aproximaba hacia él, así que saltó la verja para esconderse. Vio al cochero entrar en el cementerio y decidió seguirlo; entonces, el cochero abrió una lápida sin nombre y saltó al interior para salir al poco rato. Óscar decidió marcharse, pero al hacerlo empujo una piedra que acabó en el interior del ataúd y el cochero corrió tras él con un revólver en la mano. Óscar se escondió en el baúl del carruaje y éste partió sin que nadie se diera cuenta de su presencia. Entonces, Óscar se dio cuenta de que el cochero podía ser Luís Claret, un hombre que, según le contaron, era muy leal a Kolvenik.

    El carruaje llegó a la casa del doctor Shelley y Óscar se escondió para ver qué estaba ocurriendo. Escuchó a Claret preguntándole al doctor por un frasco que éste no tenía, pero sí le dio unas balas. Claret se marchó y Óscar le persiguió hasta que le vio meterse dentro de una trampilla que llevaba a las alcantarillas. Entonces, Óscar decidió llamar al inspector Froilán.

    Esperando a Friolán, Óscar vio a María, la hija del doctor Shelley, con un frasco en la mano y parecía estar bajo algún tipo de trance. María saltó al interior del túnel, así que Óscar la siguió. En el suelo encontró fotografías que pertenecían al álbum que había robado y se dio cuenta de que un montón de figuras tétricas reptaban a su encuentro. En ese momento apareció Froilán y le ayudó a escapar. Ambos abrieron una compuerta de hierro donde había un montón de cadáveres colgantes y el taller donde Kolvenik hacía sus experimentos. Al salir del taller, se percataron de que caía sangre, así que Florián obligó a Óscar a huir. Entonces, una figura se precipitó sobre el inspector, matándolo. Un montón de figuras corrieron tras Óscar, pero un disparo le salvó la vida, aunque él se desmayó.

    Tercera parte

    Despertó en casa de Marina y supo que Claret le había salvado. Fueron a visitar a Claret y éste les contó la historia de cómo se convirtió en amigo íntimo de Kolvenik y los condujo hasta Eva. Óscar y Marina se encontraron con Eva, que comenzó a contar su historia.

    Eva les contó que siempre la habían maltratado y al final, se enamoró de Kolvenik. Él era un hombre que sentía un profundo odio hacia la muerte, ya que ésta le había arrebatado a las personas que más quería, así que Kolvenik consiguió crear un brebaje con el que podía resucitar a los muertos. Sin embargo, Kolvenik sí estaba realmente enfermo con una enfermedad que destrozaba su cuerpo, por lo que él se cubría por completo y rehuía de toda compañía. Eva temía que Kolvenik se quitara la vida, así que pensó que lo mejor para animar a su esposo era que tuvieran un hijo. Eva dio a luz a María, pero esto fue peor aún para Kolvenik, que acabó muriendo, así que Eva se la entregó al doctor Shelley, que la cuidó como si fuera suya. Así, Eva contó a los muchachos que Kolvenik había conseguido resucitar 30 años después de su muerte gracias al suero y había estado rehaciéndose con pedazos de cadáveres y creando a otros como él.

    En ese momento, escucharon ruidos extraños, por lo que huyeron del lugar, pero apareció Kolvenik y atrapó a Marina y dijo que sólo la liberaría a cambio del suero que tenía Eva. Ésta se negó, pero vio que Marina significaba mucho para Óscar y accedió a entregarle el suero a Kolvenik. Una de las figuras de Kolvenik atacó a Óscar y éste vio que era María Shelley, que tenía garras en las manos y un rostro malévolo. Óscar corrió tras Marina y cuando llegó a ella, extrajo el frasco y derramó unas gotas al vacío. Kolvenik lanzó a Marina contra una estatua y Eva le disparó hasta que cayó al suelo. Entonces, un incendio atacó el lugar y Eva y Kolvenik murieron abrazados y consumidos por las llamas.

    Al cabo de unos días, Óscar intentó hablar con Marina pero ella se negaba a hablar con él, por lo que el muchacho decidió dejar una nota y marcharse. Un mes después volvió porque echaba de menos a Marina y quería aclarar lo ocurrido, pero encontró a Germán llorando y contándole que la misma enfermedad que se había llevado a la madre de Marina también se la estaba llevando a ella. Óscar se percató de que todas las veces que había ido Germán al médico en realidad era Marina la que necesitaba ayuda y parecía que se había recuperado, pero tuvo una recaída y los médicos dijeron que ya no se podía hacer nada por ella.

    Óscar acudió a casa del doctor Shelley y le pidió el suero para resucitar a Marina, pero el doctor le dijo que no lo tenía pero que si así fuera, no querría dárselo porque sería comportarse igual que Kolvenik y estaría cometiendo un grave error al intentar cambiar la naturaleza.

    Finalmente, Marina murió en su casa, abrazada a Óscar y sonriendo a su padre. Tras su muerte, la incineraron y esparcieron sus cenizas en la orilla del mar. Después volvió a Barcelona donde le localizó un policía en la estación, pues llevaban una semana buscándole. Pero Óscar nunca contó la verdad.


    Opinión de Marina

    Marina es esa novela que lucha junto a La sombra del viento por el primer puesto entre las obras de Carlos Ruiz Zafón. Y es que se trata de una novela que embruja, que tiene un encanto especial.

    Marina es una historia inclasificable dentro de un género, pues tiene un poco de todo y lo lleva muy bien. Se trata de la inmersión absoluta en una atmósfera gótica en plena Barcelona, aunando lo macabro y lo sentimental con unos protagonistas adolescentes que encarnan muy bien el espíritu de quien, con su corta edad y tu cabezonería, se enfrentarían a un misterio de las dimensiones que presenta el autor.

    El final es sorprendente y el misterio está llevado con belleza y terror. Si es o no mejor que La sombra del viento es cuestión pero Marina es, sin duda, una de las mejores obras de Carlos Ruiz Zafón y una lectura imprescindible dentro de la literatura juvenil.


    Lector empedernido y amante de la fotografía. Me encanta la literatura de fantasía y ciencia ficción. Escribo resúmenes, opiniones y reseñas para ayudarte a decidir tu próximo libro.
    Pablo Navarro

    Comparte este resumen de "Marina":


    Enlaces de interés

  • Descargar Ebook (Kindle) - "Marina"

  • "Marina", Libro en Amazon

  • Comentarios



    Libros Relacionados

    Romeo y Julieta
    Romeo y Julieta
    La Regenta
    La Regenta
    El cuaderno de Maya
    El cuaderno de Maya
    Caperucita en Manhattan
    Caperucita en Manhattan
    El rostro de la sombra
    El rostro de la sombra
    Tuerto, maldito y enamorado
    Tuerto, maldito y enamorado





    Privacidad · Política de cookies · Contacto

    © 2021 Resumenlibro.com